sábado, 19 de febrero de 2011

Nace Art Invisible

Noticia! La familia Invisible crece! A este Blog le ha salido un hermano pequeño, Art Invisible, que como su nombre indica, estará dedicado al arte y más concretamente a la pintura.

Por si os interesa echar un vistazo:

ART INVISIBLE

jueves, 17 de febrero de 2011

Harry Mulisch, el escritor total.


Me acabo de llevar un buen disgusto. Buscando una información por internet, me he dado de morros con una noticia trágica. El escritor holandés Harry Mulisch, uno de mis autores favoritos, murió el pasado octubre en su domicilio de Amsterdam a la edad de 83 años. Sí, ya lo sé, a buenas horas me entero... Pero nunca es tarde para hacerle un pequeño homenaje.

Mulisch es autor de 14 novelas, aparte de numerosos ensayos, obras de teatro y libros de relatos y de poemas. De sus novelas, que es lo que nos ocupa y lo que yo conozco, hay cinco traducidas al castellano que yo tenga noticia, todas ellas por la editorial Tusquets: El atentado (1982), el descubrimiento del cielo (1992), El procedimiento (1999)Dos mujeres (1975) y Sigfrido (2001), su última novela. Todas ellas son maravillosos artefactos hábilmente tramados y escritos con una precisión y una claridad absoluta.

Mi favorita, sin duda alguna, es El atentado. En ella se plantea el sentimiento de culpa y una duda que puede durar toda una vida: En la Holanda ocupada por los alemanes en la II Guerra Mundial, un niño presencia el atentado de un brutal comisario nazi. Pero los vecinos, para evitar represalias, mueven el cadáver hasta las puertas de su casa. La llegada de la Gestapo desencadenará los hechos.

Otro novelón imprescindible es Sigfrido. En él, Mulisch plantea los últimos días de Adolf Hitler desde un punto de vista muy original: un investigador, alter ego del autor, hace un descubrimiento sorprendente que da un giro a la historia que todos conocemos. Una especie de "y que hubiera pasado si..."

Harry Mulisch es uno de esos autores, pocos, que te confirma que el futuro está en la literatura. Sres. de Tusquets, ahí va una idea: ¿Qué mejor momento que éste para editar las novelas que no se han traducido por aquí aún?

miércoles, 16 de febrero de 2011

SÉ LO QUE ESTÁS PENSANDO, John Verdon





Otra vez. Me ha vuelto a pasar. He picado de nuevo. Si es que no aprendo. Leo un par de críticas entusiastas (tengo que aprender a vacunarme contra ellas), coincide con una portada ciertamente atractiva, echo un vistazo a la contraportada (giros inesperados, el mejor thriller en años... guau!) y hala, para casa! Y no es que no me gusten los best sellers, ojo! Con algunos de ellos me lo paso realmente bien (Grisham, King, Follett..)

El libro que nos ocupa, Sé lo que estás pensando, (¿no sería más correcto Sé en lo que estás pensando?) empieza cuando un tipo recibe unos anónimos retándole a que piense un número y resultando que ese número es el que el anónimo le ha enviado. A partir de aquí, un detective retirado (detective retirado, eso me suena...) se encargará de perseguir al sagaz asesino. Porque habrá asesinatos, claro. Y empieza la sucesión de topicazos, trampas y demás trucos: los "giros inesperados" se ven a la legua, los enigmas aparentemente irresolubles los resolvería un niño pequeño, los finales de capítulo, con su redoble de tambores en la última frase, resultan risibles...

Por si fuera poco, los personajes son absolutamente planos y la pareja del ex-detective y su mujer, una suerte de Holmes y Watson, resultan una caricatura. Y sospecho que esa no era la intención del autor.

Venga va, un aspecto positivo, que veo que me estoy encarnizando demasiado. La trama es original y llevada de otra manera podría resultar hasta entretenida. Pero es que envuelta con todos los ingredientes anteriores no hay por donde cogerla.

Esta es la primera novela de John Verdon, y por lo que a mi respecta, la última. Y una apuesta personal: No descartéis una superproducción hollywoodiense basada en el libro en breve. Tiene toda la pinta...

martes, 15 de febrero de 2011

Cómo NO escribir una novela (I) El principio.


Recientemente ha llegado a mis manos un libro de creación literaria, o más bien de anticreación literaria, porque de eso se trata, de señalar los errores más habituales que cometen los aspirantes a escritores. Y dado que me parecen unos consejos muy útiles y prácticos, iremos resumiendo algunos de ellos a lo largo de varias entregas.
La de hoy, y por ser la primera, está dedicada a lo que no hay que hacer al iniciar una novela.

- El principio es demasiado endeble.
A veces lo que interesa al autor no es de interés para el lector: lo que estamos hartos de explicar a los amigos o familiares, o los quehaceres habituales de nuestro trabajo tienen (normalmente) poco de novelesco y pueden lastrar el resto del relato.

- La historia no empieza nunca, o la Sala de Espera.
Ejemplo: el protagonista se pasa las 50 primeras páginas mirando por la ventanilla de un tren, viendo las afueras de una ciudad pasar y recordando algún episodio oscuro de su infancia. A estas alturas, el lector tendrá la funesta sospecha de que todo lo que ha leído no será de ninguna utilidad en la trama.

- Un despegue demasiado largo.
Si nuestro protagonista va a ser un hombre de mediana edad, es innecesario empezar explicando la historia de cuando tenía cinco años, seguir con un conflicto sufrido a los quince y explicar luego un episodio de cuando cumplió los veintiseis. Vale más empezar directamente con una escena clave para la trama o para el protagonista.

- El lector se despista o el Chicle en la Repisa.
Una regla de oro: cada uno de los detalles que aparezca en los primeros pasajes de la novela tiene que ser de utilidad en la trama de la misma. El lector estará pendiente de un chicle en la repisa que hayamos descrito en el primer capítulo; si no pasa nada con él ni se hace mención posteriormente, se sentirá estafado.

- Los problemas del personaje quedan sin explicar.
Una variante del error anterior: los problemas y conflictos del protagonista, así como los de todos los personajes secundarios deberán quedar resueltos a lo largo de la novela. Por tanto, más vale ajustar el presupuesto y no crear demasiadas subtramas de salida que no seamos capaces de resolver.

viernes, 4 de febrero de 2011

La Wish List de 2011

Com si fos una Wish list, aquí va una llista dels llibres que tinc moltes ganes de llegir durant aquest any. Així em serveix de pas com a recordatori... La majoria són novetats d'aquest any, alguns, els menys, són de l'any passat i alguns són encara no publicats o només apareguts per aqui en v.o.

FREEDOM, Jonathan Franzen

Nou anys ha trigat Franzen a treure una nova novel.la després de la genial Las Correcciones, de 2001. Per ara només es troba en la versió original anglesa. Sembla que serà bastant semblant a l'anterior: un altre cop es la història d'una família americana al llarg de vàries dècades. Salamandra té previst traduir-la aquest any.


BEATRIZ Y VIRGILIO, Yann Martel
Salvant les distàncies entre les novel.les, un cas molt semblant a l'anterior. Des de la brutal i cel.lebrada vida de Pi de 2001, res més. Ara ha publicat Beatriz y Virgilio, ja traduïda al castellà per Destino. Pel que sembla, Martel torna a barrejar animals i humans (un ase i un mico) en un viatge particular. Pregunta: els noms dels protagonistes tindran alguna a cosa a veure amb Dante?

PULSE, Julian Barnes

El retorn de Barnes a la ficció després del magnífic assaig Nada que temer es un volum de històries curtes centrades en l'amistat. No sóc un gran fan dels llibres de contes, pero amb Barnes és obligat fer una excepció. A més, el seu anterior llibre de relats, La mesa limón, em va agradar força. A veure...



NUEVA YORK, Edward Rutherfurd

Edward Rutherford sempre està fent el mateix llibre: mitjançant les històries enllaçades de unes quantes famílies, ens explica els fets històrics d'un lloc concret. Ja ho ha fet amb London, Rusia, Irlanda... I ara toca la ciutat de Nova York. Si es com els altres, que em van agradar molt, estarà bé segur.



ARRELS NÒMADES, Pius Alibek

Pius Alibek es un tipus entranyable. Va venir de l'Irak a Barcelona fugint de la guerra contra l'Iran i s'hi va quedar. Filòleg, traductor... i propietari d'un restaurant del qual em declaro fan incondicional. Aquest es es seu primer llibre, on explica la seva vida a l'Irak i els problemes que allà té la comunitat cristiana.


EL CEMENTERIO DE PRAGA, Umberto Eco
30 anys (ja?) després de la mítica El nom de la rosa, sembla que Umberto Eco ha abandonat l'espessor que caracteritzava les seves darreres novel.les. El cementerio és una novel.la històrica en format folletinesc que explica les aventures del capità Simonini pels escenaris de la segona meitat del segle XIX. La novel.la ha estat acusada d'antisemita i ha cabrejat a l'Església. A veure...

UNA INQUIETANTE SIMETRÍA, Audrey Niffenegger

No sabia absolutament res d'aquest llibre. De fet me l'he trobat mirant pàgines de novetats d'editorials. El cas es que l'anterior novel.la d'Audrey Niffenegger, La mujer del viajero en el tiempo em va agradar molt. Així que aquest queda directament a pendents.



THE CONFESSION, John Grisham

Ho confesso, Grisham és una de les meves debilitats lectores i m'ho passo molt bé llegint tot el que publica, tot i sabent que tots són iguals o que fa totes les trampes del món a les seves trames. Aquest cop la cosa va d'un negre condemnat a pena de mort (una altra vegada, sí...) Així que espero que surti en butxaca per llegir-lo, que tampoc és questió de pagar 25 euros...

miércoles, 2 de febrero de 2011

RIÑA DE GATOS MADRID 1936, Eduardo Mendoza





La nueva novela de Eduardo Mendoza es la flamante ganadora del Premio Planeta 2010 y representa la vuelta de Mendoza a lo que yo denomino sus novelas "serias", desde Mauricio y las elecciones primarias de 2006. Y es de las pocas de estas novelas que no está ambientada en Barcelona. Prácticamente la única, si exceptuamos La isla inaudita.

Riña de gatos..., aunque no llegue al nivel de dos de sus primeras obras, La verdad del caso Savolta y La ciudad de los prodigios (difícil, ya que para mí son verdaderas obras maestras) es un buen libro, aún con sus altibajos. Partiendo del encargo que recibe un joven restaurador inglés de autentificar una presunta obra desconocida de Velazquez propiedad de un rancio aristócrata español, Mendoza nos presenta un retrato del convulso Madrid de 1936, días antes del levantamiento militar de Franco.

Y es ahí donde aparecen los altibajos: me ha gustado mucho la descripción de algunos escenarios y personajes; la figura de Primo de Rivera, por ejemplo, o las andanzas del movimiento falangista y sus desavenencias con todos. Y la trama, ligeramente detectivesca, (sólo ligeramente, no estamos ante una novela policíaca, conste) es bastante entretenida. Pero hay momentos que caen en lo vodevilesco sin que haya demasiada necesidad y hay algunos personajes, como los policías, que a veces resultan una parodia.

en conclusión, me ha gustado. Entretenida, muy bien escrita (eso con Mendoza está más que garantizado) y que se lee de una sentada. Y repasando la lista de los premiados del Premio Planeta de los últimos años, tiendo a pensar que es el más justo de todos ellos (aún sin haber leído la gran mayoría...)