lunes, 27 de febrero de 2012

EL PRISIONERO DEL CIELO, Carlos Ruiz Zafón




Lo primero que te viene a la cabeza para calificar el nuevo libro del fenómeno editorial Carlos Ruiz Zafón, El prisionero del cielo, es que se deja leer bien. Que no está mal, vaya. Que bueno... Y eso es decir muchísimo después del desastre que supuso su anterior libro, El juego del ángel, una novela absurda, larguísima, mala, aburrida, caótica...

El prisionero del cielo representa la culminación de la trilogía que Zafón le ha dedicado a la Barcelona de la posguerra y por suerte retoma los personajes que ya fueron protagonistas en la primera entrega, La sombra del viento; Daniel Sempere, Beatriz, el señor Sempere, el propietario de la librería familiar, o Fermín Romero de Torres, que esta vez tiene mucho más protagonismo.

El argumento tiene una ligerísima pátina de intriga, tan tenue que casi pasa desapercibida, con lo de siempre: personajes misteriosos perseguidos por su pasado y que indefectiblemente se entrelazan con el pasado de los protagonistas. Lo mejor, la parte central a modo de "flashback" de uno de los personajes que resulta interesante y mucho mejor que la trama central. Y poco más. Los últimos capítulos van languideciendo sin nada mejor que explicar, pero se leen bien, no resultan para nada pesados. Lo único es que el Cementerio de Libros Olvidados, verdadero leitmotiv de la serie, parece en esta ocasión metido con calzador.

Que conste que no critico por criticar. Me declaro gran fan de La sombra del viento, que me parece un libro extraordinario que he recomendado numerosas veces. Pero parece que rompió el molde y ya nunca más ha vuelto a dar en el clavo. O quizás el que haya cambiado sea yo como lector... Por si acaso, me abstendré de releerlo.

domingo, 19 de febrero de 2012

DIARIO DE INVIERNO, Paul Auster




Diario de Invierno es un Auster menor, pero vaya pedazo de Auster menor! Y me refiero al libro de esta manera por su planteamiento, ya que se trata de una especie de autobiografía del autor de Brooklyn, eso sí, en versión reducida y desordenada. De hecho está montado en base a anécdotas, algunas de ellas nimias pero otras muy importantes y definitivas en la vida de Auster.

El género autobiográfico no es nuevo en Auster; de hecho tiene tres libros anteriores que en mayor o menor medida hablan de su vida. Así, La invención de la soledad se centra en la muerte de su padre, y El cuaderno rojo explica su experiencia como traductor de clásicos en Francia.De tods ellos, éste es el que más me ha gustado con diferencia, quizás porque no se centra en un período o en un hecho en concreto sino que abarca toda su vida, haciendo continuos saltos del presente o de la época contemporanea a su infancia y juventud.

De todas maneras, Auster le ha dado a este Diario de invierno un tono pesimista y melancólico, con muchas referencias a la muerte (el capítulo dedicado al fallecimiento de su madre es absolutamente sobrecogedor), a las enfermedades o al dolor con, por ejemplo, un catálogo exhaustivo de todas sus cicatrices y lesiones de infancia. Pero ojo, que no todo es funesto. De hecho hay un capítulo central muy extenso en donde repasa todos y cada uno de los domicilios en donde ha vivido a lo largo de su vida y lo que le sucedió en cada uno de ellos (llega a los 25) que me pareció divertido y original. Como original y sorprendente resulta, al menos al principio, la voz narrativa que usa, en segunda persona.

En definitiva, que este señor escribe tremendamente bien, y si bien el libro puede que resulte un poco irregular por lo variopinto de las anecdotas que describe, queda perdonado por el interés de éstas y por la genial narrativa de Auster. Pero quedamos a la espera del próximo, a ver si es un novelón de los que nos tiene acostumbrados.

¿Se nota que es mi escritor favorito??

miércoles, 15 de febrero de 2012

LA CONFESIÓN, John Grisham




Parafraseando el título de esta novela, yo tengo que confesar que me gusta mucho John Grisham. Es mi ración de best seller anual y (salvo en algunas ocasiones) me los devoro en dos o tres días. Y esta vez no iba a ser diferente: La confesión es uno de los mejores libros de John Grisham, aunque tengamos que ponerle un pero bastante grande que luego os explico.

La confesión es el último libro de Grisham editado en España (tiene otro ya escrito, The litigators, que está aún pendiente de publicación) y narra las peripecias de un agresivo abogado que intentar salvar a un condenado a muerte en el estado de Texas. Desde el primer momento sabemos que el chico, un joven deportista negro, es inocente del asesinato de una animadora y que fue forzado a confesar por los tejemanejes de un policía y un fiscal con pocos escrúpulos. Y es que ha aparecido de golpe el verdadero asesino dispuesto a confesar. A partir ahí se sucede una contrareloj apasionante en la que el abogado y su megaequipo intentan salvar la vida del chico en los pocos días que le quedan hasta la ejecución.

Grisham es un furibundo crítico de la pena de muerte, de hecho tiene varias novelas que se centran en el tema. La trama es altamente absorbente en cuanto al formato thriller en sí (¿llegarán a tiempo para salvar al falso culpable?) y las descripciones del sistema judicial y policíaco de la pequeña ciudad sureña y el espectáculo mediático que generan las ejecuciones son contundentes. Pero...

Pero a la novela le sobran claramente 250 páginas. Hasta llegar al clímax, perfecta. Redonda. Pero a partir de ahí se convierte en un drama sensiblero y tramposo sin demasiada cosa que explicar que resulta perfectamente prescindible.

Pese a ello, uno de los mejores títulos de Grisham. Altamente recomendable para todos sus fans.

viernes, 3 de febrero de 2012

la BCNegra ja és aquí!


El mes de febrer és fred, avorrit, llarg, fosc i sense alicients. L'hivern que sembla que no s'acaba i nosaltres sense un duro a la butxaca perque la "cuesta de enero" s'ha allargat més del compte. Per això, l'arribada de la BCNegra, que aquest any compleix la seva setena edició en molt bona forma, trenca aquesta monotonia ciutadana.

Pels qui no estiguin familiaritzats amb el tema, explicar que la BCNegra consisteix en una sèrie de col.loquis, taules rodones o conferències al voltant, evidentment, de la tenàtica de la literatura negra, criminal o d'intriga i que són repartits a diversos punts de la ciutat. Venen convidats relacionats anb el tema, tant nacionals com de fora i s'otorga el premi anual Carvalho que enguany recau en el grec Petros Markaris (No en tinc gaire opinió, només n'he llegit un i no em va fer gaire el pes; serà bona oportunitat per tornar-hi, a veure que tal)

En quant a la llista de participants, alguns noms que em semblen interessants: Diego Ameixeiras, Lorenzo Silva, Andreu Martín, Anne Perry, Roslund & Hellstrom, Karin Slaughter, Luis Sepúlveda....

Que la cosa fa pinta de força imprescindible, vaja!

Us deixo aqui l'enllaç de la web oficial amb el programa: BCNEGRA

miércoles, 1 de febrero de 2012

UÑAS Y DIENTES, Ian Rankin




Seguir la serie de novelas de Ian Rankin dedicada al inspector John Rebus en castellano es una tarea prácticamente imposible. Y es que de los 17 libros que conforman la saga, hay traducidos solamente diez, y no precisamente en orden cronológico como sería lo normal. Y para acabarlo de liar, están repartidas en dos editoriales diferentes (ésta es la primera en RBA serie negra). La que nos ocupa, Uñas y dientes, es la tercera novela de la serie, aparecida en inglés en 1992 pero que es novedad editorial por aquí. Un lío, vamos.

Ian Rankin es todo un fenómeno literario en su Escocia natal. En las novelas protagonizadas por John Rebus, un detective pendenciero y muy aficionado a las pintas de cerveza, describe los bajos fondos de la ciudad de Edimburgo, sus pubs y sus comisarías de un modo veraz y convincente, hasta el punto de que existe una ruta turística dedicada a los vericuetos del personaje y las localizaciones de los libros.

En esta ocasión sin embargo, y como excepción única, Rebus viaja a Londres requerido por el Scotland Yard inglés para intentar desenmascarar a un asesino en serie, el llamado Hombre Lobo, que parece inspirado por el mítico Jack el Destripador. Además de ofrecernos una trama absorbente y muy entretenida, esto le sirve excusa a Rankin para jugar con el correspondiente choque de carácteres de escoceses e ingleses. El inconveniente es que en esta ocasión nos perdemos el genial ambiente escocés, siempre presente en las novelas de Rankin, y a sus personajes habituales.

En definitiva, otra buena novela del inspector John Rebus, una de las series detectivescas más recomendables de la narrativa policíaca actual, junto a las de Wallander o de Montalbano.