miércoles, 31 de diciembre de 2014

Los mejores libros de 2014

¡Feliz año nuevo! Es momento de retomar las inevitables listas de Lo Mejor de... Pero este año de una manera un poco diferente. Unos cuantos amigos de Facebook hemos posteado los que nos han parecido los mejores libros de 2014, pero sin normas. Se podía poner uno, dos, tres libros, más... Actuales, antiguos, de género... lo que se quisiera.

Y estos son los resultados. Por orden alfabético por poner alguno, ahí van las mejores lecturas de 2014:

(Editado: van llegando más títulos. Y ya aprovecho y lo separo por categorías)

NOVELA:
11/22/63 - Stephen King
14 - Jean Echenoz. (2 veces)
ALEX - Pierre Lemaitre
CON FINES MATRIMONIALES - Kavita Daswani.
EL NOMBRE DEL VIENTO - Patrick Rothfuss
EL TEMOR DE UN HOMBRE SABIO - Patrick Rothfuss
HUÉRFANOS DE BROOKLYN - Jonathan Lethem (2 veces)
INTEMPERIE - Jesús Carrasco
JONATHAN STRANGE... - Susannah Clarke
LA BÚSQUEDA DEL TESORO - Andrea Camilleri
LA MUJER QUE LEÍA DEMASIADO, Bahiyyih Nakhjavani
LIMONOV - Emmanuel Carrère
LOS CUERPOS EXTRAÑOS - Lorenzo Silva
MUERTE SÚBITA - Álvaro Enrique.
PÁNICO AL AMANECER - Kenneth Cook.
SEIS SOSPECHOSOS - Vikas Swarup
SEÑALES QUE PRECEDERÁN AL FIN DEL MUNDO - Yuri Herrera
STONER - John Williams (2 veces)
TRILOGÍA DEL BAZTÁN - Dolores Redondo. (2 veces)
UN HOLOGRAMA PARA EL REY - Dave Eggers
UNA MUERTE SENCILLA - Peter James.
VESTIDO DE NOVIA - Pierre Lemaitre

ENSAYO:
BAILANDO AL BORDE DEL PRECIPICIO, Caroline Moorehead
BANDERAS LEJANAS - Carlos Cabales.
CANTA IRLANDA - Javier Reverte
CONOCIMIENTO INVENTADO, Ronald H. Fritze
INDIES, HIPSTERS Y GAFAPASTAS - Víctor Lenore.
LA AVENTURA DE LOS GODOS - Juan A. Cebrián
MENTIRAS DEL CINE  BELICO - Guillermo Diaz
MIENTRAS ESCRIBO - Stephen King (2 veces)
REINAS MALDITAS - Cristina Morató
RELATOS Y ENCUENTROS - Gay Talese

POESÍA:
EL AMOR ES UN AVE SIN NIDO QUE PONE HUEVOS EN EL AIRE - Batania
EN LEGÍTIMA DEFENSA - v.v. a.a

NOVELA GRÁFICA:
COME PRIMA - Alfred

martes, 30 de diciembre de 2014

EL FRANCOTIRADOR IMPACIENTE, Arturo Pérez-Reverte

 
 
Os acordáis de Don Arturo Pérez-Reverte? Si hombre, haced memoria, era aquel pedazo de novelista que firmaba libros tan sólidos y redondos como La tabla de Flandes, El club Dumas o más recientemente La reina del sur o El asedio, por poner algunos gloriosos ejemplos. Pues bien, siguiendo una (al parecer) imparable caída libre hacia la mediocridad que ya empezó unos cuantos libros atrás, nos presenta su más reciente novela: El francotirador impaciente.
 
Y es que el argumento del libro no puede ser más banal: Una intrépida periodista recibe el encargo de localizar a un graffitero que ha desaparecido y que ha pasado a ser una leyenda en el mundillo de la subcultura. A su vez, al buen hombre se le culpa de varias muertes y es perseguido por otras personas. Y a partir de aquí indagaciones, búsquedas, acción... Que el héroe de la función sea un misterioso graffitero ya es de por si risible (¿se acabaron las ideas?). Pero la colección de topicazos, lugares comunes, rebeldes de pacotilla o personajes absurdos acaban de conformar un folletín que no hay por donde cogerlo.
 
A ver, no seamos tan duros. Es un libro de A. P.-Reverte, lo que nos garantiza unos mínimos: una redacción correcta, a su estilo, un buen ritmo y una lectura entretenida. Pero nada más. Y para rematar el desaguisado, un final que quiere ser trepidante pero que roza el ridículo tras unos giros argumentales pasmosos y sacados absolutamente de la manga.
 
En fin. Vosotros mismos si queréis probar. Pero luego no digáis que no estabais advertidos.
 
 
 

domingo, 21 de diciembre de 2014

VESTIDO DE NOVIA, ALEX, Pierre Lemaitre.






















El escritor francés Pierre Lemaitre ha supuesto para mí el descubrimiento del año. Y ya que he leído estas dos novelas casi seguidas, y  aprovechando que tienen bastantes puntos en común , las agrupo en una entrada y así mato dos libros de una entrada. Y es que Vestido de novia y Alex son dos novelones negrísimos de no parar de leer, con giros inesperados, truculentos, sórdidos y con personajes sólidos y trabajados. El problema es que no puedo hablar demasiado de ellas sin revelar la trama, cosa que no quiero ni debo.

Vestido de novia es un thriller protagonizado por Sophie, una chica de la que no sabemos nada de momento pero a la que le suceden cosas terribles aparentemente fuera de su control y que la obligan a una trepidante huida hacia delante. El por qué de los sucesos y el "por quién" lo iremos conociendo poco a poco en una trama que juega con los saltos temporales, con las múltiples voces narrativas y con los giros argumentales. Y poco más se puede explicar sin desvelar ninguna de las sorpresas con que Lemaitre nos va obsequiando.

En cuanto a Alex, se trata de la segunda novela de la serie del comandante Verhoeven, que hasta la fecha cuenta con cinco entregas, aunque ésta es la única publicada por aquí, y es aún mejor que la anterior. Esta vez nos encontramos ante un relato puramente de género, una novela negra con todas las características. Camille Verhoeven, comandante de la policía parisina  y sus ayudantes tienen que dar con el paradero de una chica que ha sido raptada. Como en la novela anterior, Lemaitre juega con los cambios narrativos y mientras nos cuenta los esfuerzos de los policías por encontrarla, asistimos paralelamente a las penurias de la protagonista en su rapto brutal y sádico... Y de nuevo hasta ahí se puede contar sin "spoilear".

En esta novela contamos con el aliciente del gran comandante Verhoeven, un policía acosado por su pasado (como marcan los cánones) y por su pintoresco grupo de ayudantes y jefes, que me han recordado mucho, no sé si intencionada o casualmente, al universo Maigret creado por Simenon. Y como en Vestido de novia se suceden los giros argumentales radicales y las revelaciones sorpresivas para formar un trepidante conjunto que no te deja respiro alguno.

Si algún pero se le puede poner a estas novelas es que en las dos aparece y con mucha relevancia el "deus ex machina", o más vulgarmente el conejo de la chistera. Esto es, los elementos o personajes de los que no teníamos noticia antes y que el autor no había mencionado y que aparecen de repente y con una importancia capital en la trama. Pero esto que en otras novelas olería a trampa a kilómetros y no nos lo creeríamos, aquí lo aceptamos sin problemas en este festival de giros y sustos.

Sres editores: publiquen más novelas de Monsieur Lemaitre. Gracias.

sábado, 20 de diciembre de 2014

STONER, John Williams.




 
Stoner es la tercera novela del escritor y profesor americano John Williams, escrita en 1965 y que en 2014 varias editoriales europeas han tenido la feliz idea de reeditarla. Y digo feliz idea porque Stoner es una grandísima novela, casi perfecta me atrevería a decir.
 
En realidad, Stoner es una novela anti género por excelencia. Cuenta la vida (¿autobiográfica?) de un chico hijo de granjeros de principio del siglo XX, un tipo aparentemente gris y normal que se va a la Universidad para progresar y volver a la granja familiar, pero que desoyendo las recomendaciones de sus padres y casi por casualidad se matricula en lengua inglesa y se enamora de la materia y de la universidad. No volverá a la granja, se hará profesor, se casará, tendrá una hija y acabará sus días como un viejo profesor. Y fin de la novela. No sucede nada más.
 
Pero que no es poco, porque para empezar Williams escribe maravillosamente bien; con una prosa perfecta y precisa y con una prosodia tranquila pero que no deja huecos. Y no es poco porque Stoner es un perfecto estudio de personajes, desde el principal, William Stoner, profesor sin ambiciones totalmente entregado a la docencia y resignado a un matrimonio digamos que especial, a sus compañeros, sus abnegados padres, los profesores, su peculiar esposa, su colección de alumnos... Y es también una sucesión de situaciones cotidianas y de escenarios narrados y descritos de una manera tan vívida que te sientes parte de ellos. Y casi sin darte cuenta quedas atrapado en esta narración,   acompañando al protagonista hasta conocer su suerte que desemboca en un final perfecto.   
 
Por último, Stoner es, a su manera, una gran declaración de amor a la literatura a través de la descripción meticulosa de los quehaceres del profesor y de las lecciones a sus alumnos. En definitiva, una deliciosa novela no apta para lectores de género ávidos del qué pasará, pero que permanecerá en el recuerdo de aquellos que disfrutan con las narraciones sencillas pero perfectas.