sábado, 26 de septiembre de 2015

SUMISIÓN, Michel Houellebecq
















Sumisión supone mi reencuentro con el escritor francés Michel Houellebecq después de haberlo abandonado bastante hastiado, allá por Las partículas elementales. Y creo que ha sido prudente esperar todo este tiempo, porque Houellebecq ha madurado y ha dejado de banda la pedantería y el onanismo que le caracterizaba. Bueno, gran parte de las mismas porque el tono cultureta se mantiene aunque sin hacerse irritantemente pesado ya que lo combina con unos toques de humor que son muy bienvenidos.

Publicada el mismo día que los atentados contra la revista Charlie Hebdó (ojo a la casualidad, que le valió al autor no pocas críticas) Sumisión plantea una ucronía en la que los partidos musulmanes moderados se hacen con la presidencia de la República Francesa vía elecciones. Y eso le sirve a Houllebec para hacer una crítica bastante ácida de la sociedad francesa en general y del mundo docente en particular con un conjunto de curiosos personajes que mucho me temo tengan paralelismos con personajes reales conocidos del autor. El punto de partida y la propuesta son muy buenos y la narración de cómo los musulmanes se van haciendo poco a poco con el control de la nación resulta muy creíble, interesante y bien planteada. Y cuando te vas entusiasmando porque crees tener entre manos un libro redondo, candidato a los mejores del año, a mitad de narración se diluye y pierde todo interés hasta llegar a un final más bien anodino ya con el autor en plena forma y recuperando antiguos vicios. Una lástima.

Pero bueno, me ha gustado hacer las paces con M. Houellebecq. Tendremos en cuenta sus próximas publicaciones.

jueves, 24 de septiembre de 2015

PERSONA, Erik Axl Sund





Curioso libro este Persona, subtitulado Los rostros de Victoria Bergman 1 y que da pie a una trilogía que, sin duda, seguiremos. Y digo curioso porque mas de una vez (y de dos y de tres) me he sentido tentado a dejarlo por no saber muy bien a qué me estaba enfrentando. ¿Literatura negra? ¿Un libro policíaco? ¿Un thriller psicológico? ¿Un estudio de personajes? Pues probablemente una mezcla de todos ellos que elude hábilmente el riesgo al pastiche y que sale más que airosa.
Erik Axl Sund es el seudónimo que han adoptado un ingeniero de sonido y un artista visual suecos para escribir a dos manos una trilogía que tenía como objetivo darle una vuelta de tuerca a la sobredimensionada escena de la novela negra escandinava. Y parece que lo han logrado. Al menos se apartan de las líneas canónicas de la mayoría de dichas novelas.

En cuanto a la trama, Persona tiene un inicio bastante convencional. Niños inmigrantes desaparecidos y encontrados muertos y torturados y departamento de policía con comisaria a la cabeza y forense al cargo que investigan, mezclado con una psicóloga que colabora cuando los fantasmas personales se lo permiten. Pero los personajes van tomando poco a poco más importancia que la trama en sí hasta que deriva en un thriller psicológico más que estimulante.

La trilogía de Victoria Bergman ha sido un fenómeno editorial en Centroeuropa, especialmente en Alemania donde ha vendido más de un millón de ejemplares. Que no son pocos.

Seguiremos informando.

viernes, 11 de septiembre de 2015

EL GUSANO DE SEDA, Robert Galbraith



Ahora ya no es un misterio: Robert Galbraith es el nom de plume que la archiconocida J.K. Rowling adoptó para iniciar desde el anonimato su carrera como escritora de literatura de crimen y misterio. Anonimato que le duró poco ya que cuando se publicó la primera novela de la serie del detective Cormorán Strike se desveló el pastel. Pues bien, El gusano de seda es el segundo volumen de los libros dedicados al investigador, tras El canto del cuco.

¿Y es El gusano de seda un buen libro? Pues, depende. Sí y no, dependiendo de las expectativas que tengas. Si estás buscando un libro bien narrado, con personajes sólidos y bien construidos y una muy buena ambientación, te va a gustar. Pero si tú eres fan de la novela negra pura y dura te va a dejar más frío que un témpano. Y es que aunque el planteamiento sea de novela detectivestica clásica; mujer con marido desaparecido encarga a detective solitario que lo localice, Rowling/ Galbraith abandona bien pronto los cánones.

Owen Quine es un novelista que desaparece justo días antes de que se publique su nueva novela en la que satiriza y ridiculiza a todos sus conocidos del mundo editorial, por lo que su mujer sospecha que algo malo le ha sucedido y contrata al detective Cormorán Strike para que lo localice (éste si, un detective con todos los tópicos: solitario, con un pasado turbulento y mutilado de guerra). Tras este buen planteamiento, la trama va avanzando sin acción ninguna pero con algunos buenos giros aunque con un planteamiento de personajes demasiado coral hasta el punto de que cuesta seguirlos a todos sin un glosario. Eso sí, muy bien escrita (¡y traducida!) y que se lee bien, sin que te pese ni te venza el tedio.

A los fans del mago gafotas seguro que les gusta y reconocen el estilo de su creadora. Y a los fans de Nesbo, Mankell o Rankin, mejor abstenerse.