miércoles, 12 de julio de 2017

LA MALA HIERBA, Agustín Martínez



La mala hierba es la segunda novela de Agustín Martínez, escritor que hasta que apareció su primer libro, Monteperdido (no leído aún pero en cartera), se dedicaba a escribir guiones de series de televisión bastante exitosas. Y por lo que hemos comprobado, no le ha ido nada mal el tránsito ya que La mala hierba nos parece un thriller sólido y más que interesante.

Sorprende en primer lugar el tiempo narrativo. Saltando de presente a pasado, el autor nos va alternando escenas del suceso trágico que le sucede a los protagonistas con las circunstancias que llevaron a ello y la investigación que tiene lugar posteriormente. Es un puzzle que funciona  bien y que poco a poco va derivando hacia un solo espacio temporal. El argumento también resulta bastante atractivo: un matrimonio con una hija de catorce años atraviesa una mala racha económica y se ven obligados a trasladarse a un pueblo del desierto de Almería donde el hermano de la mujer les presta un cortijo medio abandonado. Pocos días después de instalarse, son atacados por unos ¿atracadores? que matan a la esposa y hieren gravemente al marido (y no es "spoiler", sucede en los primeros párrafos).

A partir de ahí, se van sucediendo los giros de guión sobre quién ha tenido en realidad la culpa del ataque junto a un estudio de personajes con muchas cosas que esconder y que resultan bastante peculiares, encerrados en esa pequeña comunidad rural. Pero lo que más nos ha gustado es la ambientación que el autor consigue del pequeño pueblo almeriense y del cortijo de los protagonistas, azotados por el calor, el sol y el desierto, aunque a veces pueda pecar de excesiva por la abundancia de adjetivos y metáforas. ¿Película a la vista, ahora que el cine negro español goza de tan buena salud? No me parece una opción disparatada.

En definitiva, una buena novela para disfrutar sin pausa que te atrapa y que se mantiene en un nivel alto de tensión en todos sus capítulos.