domingo, 1 de marzo de 2015

LA MUERTE DEL PEQUEÑO SHUG, Daniel Woodrell






Leí en algún lado que hemos tenido suerte de que la anterior novela de Daniel Woodrell, Winter's Bones, se adaptara para una película que tuvo bastante éxito por aquí, ya que eso ha hecho que, tras dicha novela, se edite ésta magnífica La muerte del pequeño Shug. Una historia dura de la América profunda en los años 60 que es, al parecer, el escenario predilecto y recurrente del autor.

Narrada en primera persona por el niño protagonista y con un estilo hiperdescritivo (que a veces reconozco que puede llegar a abrumar), La muerte del pequeño Shug nos explica la pérdida de la inocencia de un adolescente que malvive con una madre alcohólica y un padre, delincuente de profesión, violento y maltratador, que pasa más tiempo en la cárcel que en casa y que además usa al crío de ayudante involuntario en sus robos. Es además un niño obeso y con dificultades para relacionarse que pasa los mejores momentos en el cementerio del pueblo. Pero lo que podría sonar a tragedia opresiva está en realidad  narrado de manera que enternece y sobrecoge a partes iguales. La relación de Shug con su mamá, por ejemplo, es a pesar de todos los pesares, de amor incondicional.

Lo malo es que la editorial Alba sólo ha publicado estas dos novelas de Daniel Woodrell (la que nos ocupa fue publicada en los Estados Unidos  en 2001) así que no tenemos demasiadas oportunidades de disfrutar de este magnífico escritor, que tiene 10 libros publicados y que en su país está  considerado como uno de los mejores narradores del siglo XXI. A ver si próximamente se animan y nos dan otra alegría.