miércoles, 30 de mayo de 2012

Los mejores libros de 2011

A principios de año, 54 libreros, articulistas y críticos literarios se reunieron para decidir cuáles habían sido los mejores libros de 2011 (sí, lo sé, un poco tarde para publicarlo, pero es que lo acabo de encontrar, qué queréis...). La lista resultante es esta:

1. 'JO CONFESSO', Jaume Cabré.
2. 'LIBERTAD', Jonathan Franzen.
3. 'LOS ENAMORAMIENTOS', Javier Marías.
4. 'PURGA', Sofi Oksanen.
5. 'POR EL BIEN DEL IMPERIO', Josep Fontana.
6. 'EL MAPA Y EL TERRITORIO', Michel Houellebecq.
7. '1Q84' Haruki Murakami.
8. 'NÉMESIS', Philip Roth.
9. 'L'ÚLTIM DIA ABANS DE DEMÀ', Eduard Márquez.
10. 'ADÉU A LA UNIVERSITAT', Jordi Llovet
11. 'EL REFUGIO DE LA MEMORIA', Tony Judt
12. 'ELS CASTELLANS', Jordi Puntí
13. 'L'ODISSEA', Traducción de Joan Francesc Mira
14. 'HABLADLES DE BATALLAS, DE REYES Y DE ELEFANTES', Mathias Enard.
15. 'HHHH', Laurent Binet
16. 'L'HOME DE LA MALETA', Ramon Solsona
17. 'CUENTOS COMPLETOS', Lydia Davis
18. 'PRIMAVERA, ESTIU, ETC', Marta Rojals
19. 'HONRARÁS A TU PADRE', Guy Talese
20. 'CALIGRAFÍA DE LOS SUEÑOS', Juan Marsé


Coincido plenamente con Jo confesso, Lo estoy acabando y me está gustando mucho (más noticias en breve).  Libertad lo dejé aparcado esperando una ocasión mejor; debo confesar que no entraba. 1Q84 me pareció francamente flojo, y HHhH y L'home de la maleta me gustaron.


Me ha picado la curiosidad Purga y Habladles... A ver si me pongo a ello.

sábado, 26 de mayo de 2012

THE MARRIAGE PLOT, Jeffrey Eugenides




Primero fué Las vírgenes suicidas, que me sorprendió. Luego leí Middlesex, que me encantó y me fascinó a partes iguales (ver entrada anterior y comprobar la tercera posición). Una novela repleta de magia y originalidad, que recomendé a diestro y siniestro con éxito (casi) unánime. Así que imagináos las ganas que le tenía a la nueva novela de Jefrrey Eugénides, y más aún tras una espera de diez años desde la publicación de su anterior libro. Pues bien, qué queréis que os diga... que bueno, que vale, que no está mal, pero que lo acabas (con esfuerzo), te quedas con una sensación de vacío y te das cuenta de que no le llega ni a la suela del zapato a Middlesex.

El planteamiento de la novela es simple y esa simpleza, y me atrevería a decir que ese aburrimiento, se arrastra a lo largo de todas y cada una de sus páginas. The Marriage Plot (más o menos, la trama del matrimonio) es una tesis segun la cual la novela "per se" llego a su máxima expresión con los relatos victorianos de las hermanas Brontë o Jane Austen de finales del siglo XIX, en los cuales todo giraba alrededor de si los protagonistas se casaban o no. Y esto es lo que ha construido Eugénides: la protagonista, Madeleine, nos narra sus vicisitudes en los años de universidad en la década de los '80 y sus aventuras amorosas. Y todo parece una excusa para montar una especie de autobiografía de los recuerdos universitarios del autor (viajes europeos incluidos) trufados con interminables párrafos de teoría de la literatura, de la filosofía, de la semiótica... uf! He leído alguna crítica que compara algunos capítulos del libro  con estar sentado entre dos individuos de abrumadora inteligencia literaria que intentan demostrarse el uno al otro lo mucho que saben.

Entonces, ¿por qué los tres tinteros? Bueno, en primer lugar porque Jeffrey Eugenides escribe muy bien. Y entre la paja es posible encontrar momentos verdaderamente brillantes por los que vale la pena este libro. O por la manera a lo Kurosawa (permitidme la nota cultureta) que tiene de presentar una misma realidad desde varios puntos de vista de los difernetes personajes. Y eso queda realmente bien conseguido.

Así pues, si me preguntáis si recomendaría este libro, os diría que si os gustó Middlesex lo podéis intentar.Pero con mucha cautela y teniendo en cuenta que si lo abandonais en cualquier momento no pasa nada; en absoluto debeis sentiros culpables.

Nota: Anagrama aún no tiene fecha de publicación de esta novela en castellano, pero no os pasará desapercibida porque promente ser un acontecimiento literario.

viernes, 11 de mayo de 2012

Los 101 libros que debes leer antes de morir

Es un hecho: están de moda los libros de "1001 algo que debes lo que sea antes de morir". Los hay sobre todos los temas posibles: libros, películas, lugares, cuadros... hasta videojuegos. Así que me he puesto manos a la obra y he creado mi propia lista. Eso sí, más modesta, con 101 yo ya me apaño.

Así que os presento mi lista de los mejores libros. Puede que no encontréis los  que caen inevitablemente en todas las listas canónicas de los mejores, ya que básicamente son los que más me han gustado en mi carrera de lector y no me he guiado por otro criterio. Los he intentado ordenar de más favoritos a no tanto. He puesto sólo un libro por autor para hacerla más variada, aunque de muchos ellos hubiera podido poner más de uno, claro. Ah, y por supuesto no es una lista fija. Si me acuerdo de un libro que no está, o me lo recordáis, o leo uno que merezca estar ahí, la modifico. A ver qué os parece:

1 - El Libro de las ilusiones, Paul Auster
2 - El señor de los anillos, J.R.R. Tolkien
3 - Middlesex, Jeffrey Eugenides
4 - El atentado, Harry Mulisch
5 - 1984, George Orwell
6 - El Extranjero, Albert Camus
7 - Mme Bovary, Gustave Flaubert
8 - Lolita, Vladimir Nabokov
9 - El retrato de Dorian Gray, Oscar Wilde
10 - A pleno sol, Patricia Highsmith

11 - Relatos de lo inesperado, Roald Dahl
12 - Cosas que los nietos deberían saber, Mark Oliver Evertt
13 - La Tregua, Mario Benedetti
14 - Aventuras de Tom Sawyer, Mark Twain
15 - Almas Grises, Philippe Claudel
16 - Cuentos, Edgar Alan Poe
17 - Vida en Blandings, P.G. Wodehouse
18 - El nombre de la rosa, Umberto Eco
19 - Las estrellas mi destino, Alfred Bester
20 - La isla del tesoro, Robert Louis Stevenson

21 - Lo que queda del día, Kazuo Ishiguro
22 - Maigret en los bajos fondos, Georges Simenon
23 - Besos en Manhattan, Arthur Shickler
24 - La verdad del caso Savolta, Eduardo Mendoza
25 - Pisando los talones, Henning Mankell
26 - El maestro y Margarita, Mijail Bulgákov
27 - Los tres mosqueteros, Alexandre Dumas
28 - Vida de Pi, Yann Martel
29 - El fin de la eternidad, Isaac Asimov
30 - America, James Ellroy

31 - Amigos absolutos, John LeCarré
32 - La fiesta del chivo, Mario Vargas
33 - Don Quijote, Miguel de Cervantes
34 - El orígen, Thomas Bernhardt
35 - El sistema periódico, Primo Levi
36 - La vuelta al mundo en 80 días, Jules Verne
37 - Guerra y Paz, Lev Tolstoi
38 - Alta fidelidad, Nick Hornby
39 - La historia interminable, Michael Ende
40 - Nuestro hombre en La Habana, Graham Greene
41 - Ubik, Philip K.Dick

42 - Leyendas de Cthulhu, H.P. Lovecraft
43 - Metamorfosis, Franz Kafka
44 - Matadero 5, Kurt Vonnegut
45 - El señor de las moscas, William Goldman
46 - Vida, instrucciones de uso, Georges Perec
47 - Seda, Alessandro Baricco
48 - Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carroll
49 - Apocalipsis, Stephen King

50 - Las correcciones, Jonathan Franzen
51 - Guia del autoestopista galáctico, Douglas Adams
52 - El club Dumas, Arturo Pérez-Reverte
53 - El perro de los Baskerville, Arthur Conan Doyle
54 - Cien años de soledad, Gabriel García Márquez
55 - El lector, Bernhard Schlink
56 - La guerra de los mundos, H.G.Wells
57 - El gran Gatsby, Scott Fitgerald
58 - Notas desde un pequeño país, Bill Bryson
59 - París era una fiesta, Ernest Hemingway

60 - Ilíada, Homero
61 - Plaza de España, Antonio Tabucchi
62 - Cuarentena, J.M.G Le Clezió
63 - El curioso incidente del perro a medianoche, Mark Haddon
64 - Bailaré sobre vuestra tumba, Boris Vian
65 - Diez negritos, Agatha Christie
66 - La princesa prometida, William golding
67 - La hermandad de la uva, John Fante
68 - Sin destino, Imre Kertesz
69 - Drácula, Bram Stoker
70 - El juego de Ender. Orson Scott Card

71 - Matar un ruiseñor, Harper Lee
72 - Una música constante, Vikram Seth
73 - Crimen y castigo, Feodor Dostoyevski
74 - En la carretera, Jack Kerouak
75 - Tres hombres en una barca, Jerome K. Jerome
76 - Doctor Zhivago, Boris Pasternak
77 - Las minas del rey Salomón, H.Rider Haggard
78 - Mi familia y otros animales - Gerald Durrell
79 - Hablando del asunto, Julian Barnes
80 - Catedral, Raymond Carver

81 - Kon Tiki, Tor Heyerdahl
82 - Rayuela, Julio cortázar
83 - La sombra del viento, Carlos Ruiz zafón
84 - La dama de blanco, Wilkie Collins
85 - Mecanoscrit del segon orígen, Manuel de Pedrolo
86 - La carretera, Cormac McCarthy
87 - El concierto de los peces, Halldor Laxness
88 - El alquimista impaciente, Lorenzo Silva
89 - Las uvas de la ira, John Steinbeck
90 - Charing Cross rd.84, Helene Hanff

91 - El sueño eterno, Raymond Chandler
92 - Las inquietudes de Shanti Andía, Pío Baroja
93 - Moby Dick, Herman Melville
94 - Crónicas marcianas, Ray Bradbury
95 - El viejo que leía historias de amor, Luis Sepúlveda
96 - Cuentos, Anton Chejov
97 - L'illa de Maians, Quim Monzó
98 - El señor Malausènne, Daniel Pennac
99 - Las cenizas de Ángela, Frank McCourt
100 - Soldados de Salamina, Javier Cercas
101 - Robinson Crusoe, Daniel Defoe

jueves, 10 de mayo de 2012

THE SENSE OF AN ENDING, Julian Barnes.


Indiferente. Me sabe mal, pero la nueva novela corta de Julian Barnes, actual ganadora del prestigioso premio Man Booker, me ha dejado una inesperada sensación de indiferencia. Y eso que sí, que está bien, que Barnes tiene un pulso narrativo gigantesco (eso ya lo sabíamos), que se lee bien, que la mini historia que cuenta es atractiva, pero... le falta algo.

En esta ocasión el autor inglés aparca sus habituales y sólidas novelas para fabricar una historia, prácticamente sin trama, que sirva de vehículo a temas que ya hemos podido catar en obras anteriores, como son la muerte (muy presente últimamente en sus libros), la vejez, el matrimonio o la sensación de culpa y el suicidio como acto filosófico. El libro está dividido en dos partes, y resulta un poco complicado explicar de qué va sin estropear las sorpresas, que alguna hay pese a todo. Digamos que el protagonista, Tony Webster, un profesor de historia, recuerda en la primera parte su infancia en el colegio, su amistad con tres chavales, sus primeros flirteos en los años 70, acabando bruscamente en un suceso inesperado que nos conduce a la segunda parte,ya en la actualidad. El protagonista está ya jubilado y lleva una vida tranquila tras un par de felices divorcios, hasta que una carta le retrotrae a un episodio de su juventud, visto ahora desde otro punto de vista.

La primera parte me gusta, sobre todo los pasajes en el colegio. Y el final es bueno, aunque nos haga atravesar demasiados monólogos interiores un poco cargantes a veces. Pero como decía antes, la falta de una historia conductora hace que muchas veces bajemos la guardia. Y eso con Barnes no es bueno porque puede hacer que no prestemos atención a la maravillosa prosa que practica el tipo, que es lo que me ha pasado a mí más de una vez.

Pues nada, prueben ustedes y ya me dirán, pero si tengo que recomendar algun libro de Julian Barnes me sigo quedando con los magníficos Hablando del asunto, El loro de Flaubert o Arthur y George, por poner tres ejemplos.

Nota: no la busquéis aún. Anagrama no la ha traducido y no he encontrado la fecha de próxima publicación en castellano.

martes, 8 de mayo de 2012

EL ENREDO DE LA BOLSA O LA VIDA, Eduardo Mendoza



No. Definitivamente no me gusta el estilo "humorístico" de Eduardo Mendoza. Y eso aún sabiendo que tiene legiones de seguidores, pero me parece demasiado esperpéntico (que supongo que es lo que Mendoza pretende) y con un humor fuera de tono. Pero bueno, la historia es buena, está bien escrito y resulta muy ligerito, así que no seré yo quien os prohiba leer este libro, porque soy consciente de que puede gustar a más de uno.

El enredo de la bolsa y la vida es el cuarto libro de la saga del detective sin nombre, tras la publicación de El misterio del tocador de señoras hace ya once años y que sigue siendo el mejor de la serie en mi opinión. En esta ocasión, el detective loco ha abandonado el sanatorio donde residía y regenta una peluquería que amenaza ruina. Es verano y el calor en la ciudad es agobiante, así que lo que menos le apetece es sufrir una nueva aventura. Pero la amistad, o más bien la desaparición de un viejo amigo y colega del sanatorio le forzarán a investigar a su desastrosa manera, y siempre rodeado de un peculiar elenco de personajes secundarios.

Evidentemente, se trata de un divertimento y de una parodia de las novelas detectivescas sin más, y aún así es notablemente mejor que otros libros humorísticos como el archifamoso Sin notícias de Gurb, pero si se quiere disfrutar sin miedo de la literatura de Eduardo Mendoza, leed La verdad del caso savolta o La ciudad de los prodigios, que son verdaderas obras maestras.