jueves, 18 de marzo de 2010

LA ESTRATEGIA DEL AGUA. Lorenzo Silva





Cinco largos años hemos tenido que esperar los fans de las aventuras de los guardias Chamorro y Bevilacqua para poder llevarnos al diente su quinto libro (si exceptuamos el entremés que supuso Nadie vale más que otro, un volumen de relatos cortos). En esta ocasión el Brigada Vila y la Sargento Chamorro, acompañados de un nuevo personaje, el Guardia Arnau, tienen que resolver el asesinato a tiros de un ciudadano en el ascensor de su casa en lo que parece tratarse de un ajuste de cuentas de algún tipo. Evidentemente, no todo resulta tan fácil y la investigación se va liando de manera considerable. Además, Bevilacqua se muestra muy decepcionado con el sistema judicial que ha dejado en libertad a un asesino que el llevó a juicio años antes, cosa que le hace comportarse de manera mucho más ácida e irónica que de costumbre, que ya es decir.

La estrategia del agua le sirve a Lorenzo Silva, además de para urdir una trama policial muy entretenida, para profundizar en temas como el de la corrupción judicial, los fraudes en las denuncias de malos tratos o las relaciones entre los diferentes cuerpos de policía y las diversas técnicas de investigación que usan.

En mi opinión éste no es el mejor libro de la serie; me sigo quedando con El Alquimista Impaciente y con La Niebla y la Doncella (el segundo y el tercero), pero de todas maneras es una lectura más que recomendable.

Os dejo una nota del autor acerca del libro publicada en su página web:

"Ésta es la quinta novela de Chamorro y Bevilacqua. Dos personajes que me han dado mucho más de lo que podía imaginar cuando empecé a escribir historias y crímenes con ellos, allá por 1995. Regresar a ellos siempre es una responsabilidad, porque me consta que los esperan muchos lectores (y ya se toman buen cuidado de recordármelo, por diversos medios). Esta vez pasó más tiempo del habitual, y para justificar y celebrar el regreso como se merecía, traté de encontrar una buena historia, que me permitiera escribir la mejor novela de la serie. Con menos no se iban a conformar los lectores, y yo tampoco.

A partir de un hecho real, que no obstante manipulo y altero hasta convertirlo en absoluta ficción, construí esta novela que creo que habla de muchas realidades relevantes y candentes de esta España que se adentra con paso trémulo en la segunda década del siglo XXI. También indaga en las sombras y luces de nuestra naturaleza como humanos, en la versión que de ella nos toca a cada cual, según seamos hombre o mujer, y en nuestras siempre complejas relaciones. El mérito de lo que pudiera hallar al respecto debe atribuirse al punto de partida: un crimen que pone al descubierto tantas cosas estremecedoras que no tuve más remedio que convertirlo en literatura.

Y como novedad, un nuevo personaje. Arnau, un joven guardia. El futuro.

domingo, 7 de marzo de 2010

LA TRAMPA. John Grisham





Que sí, que ya lo sé. John Grisham es un tramposo y siempre está escribiendo la misma historia, una y otra vez. Pero aún sabiéndolo, yo me lo paso en grande leyendo sus novelones. Es como ver la serie Perdidos; sabemos que nos estan tomando el pelo en cada capítulo, pero nos da igual, seguimos viéndolo y nos sigue gustando.

Grisham tiene dos temáticas básicas en sus novelas: los thrillers judiciales que explican el desarrollo de un juicio y sus vicisitudes varias, con jueces, abogados y jurados (Cadena perpetua, El jurado), y los relatos de corte más clásico que se centran en una investigación judicial (La tapadera, La hermandad). En este caso la historia se centra en el chantaje del que es víctima un abogado recien licenciado para que espie al megabufete que lo acaba de contratar. A lo largo de sus 500 páginas iremos descubriendo el por qué, el cómo y el quién de dicho chantaje.

El libro no tiene más; es de lectura sencilla y sin demasiada complicación, pero como dice la contraportada es de los que no se pueden dejar una vez que lo empiezas. De esto sí que sabe el Sr. Grisham.

Una curiosidad: El nombre original del libro es "The Associate", el socio. Por lo visto el avispado editor de Plaza y Janés pensó que el título no era lo suficientemente bueno y lo cambió por "La trampa". En fin...

lunes, 1 de marzo de 2010

L' ÚLTIM HOME QUE PARLAVA CATALÀ. Carles Casajuana





Vaig agafar amb moltes ganes aquesta novel.la. En part per les bones crítiques que havia llegit d'ella i en part perque és la guanyadora del Premi Ramon Llull del 2009, i normalment els llibres que guanyen aquest guardó m'acostumen a agradar força (Les set aromes del món, d'Alfred Bosch ó Per un sac d'ossos, de Lluís-Antón Baulenes, per posar dos exemples)

I... què voleu que us digui... Sí, no està gens malament, la història és bona i es llegeix amb interès. Però té un problema; que incideix tant en el tema del català / castellà que moltes vegades sobrepassa el purament literari per semblar un assaig dissimulat. I això passa força cops, massa pel meu gust.

La cosa va d'un escriptor, en excedència de la feina per poder escriure una novel.la, que és víctima de mobbing immobiliari per part de l'amo del seu edifici: ell és el darrer propietari que hi viu i l'especulador vol fer-lo fora per reformar l'edifici. I que inesperadament coneix un altre escriptor que està escrivint una novel.la sobre l'ultim home que parlava català.

La relació entre els dos escriptors, d'amor-odi, i les històries amb tot el grup d'amics estan bé. I les discussions sobre si el català està amenaçat, o sobre escriure en castellà o en català essent catalanoparlants també són força interessants, ben argumentades per les dues bandes. Però arriba un moment que les disquissicions lingüístiques es fan un pel pesades per innecesàries. Encara que tot i així et fan plantejar en quina llengua escriuries tu una novel.la. Interessant qüestió...

Ah; senyor dissenyador gràfic: la portada del llibre em sembla horrorosa. Que consti en acta.