sábado, 31 de enero de 2015

Las 100 mejores novelas del S XXI según los rusos

  • Por aquí nos gustan las listas, ya lo sabéis los habituales. Y esta me ha parecido cuanto menos curiosa, por su actualidad (libros de no más de 15 años, aunque muchos de ellos son ya verdaderos clásicos) y por la curiosidad de saber cuáles son los favoritos en la otra punta de Europa. Aunque hay muchos títulos de autores locales que probablemente nunca circularán por aquí, también hay mucho viejo conocido. La lista se confeccionó mediante los votos de 50 críticos y redactores de la revista literaria Afisha y la he ordenado listando primero a los no-rusos y luego los rusos, para no liarnos y dejar el segundo apartado para los estudiosos de la literatura eslava contemporánea.
    ¿Cuántos habéis leído / conocéis?

    Resto del mundo:
  • American Gods, de Neil Gaiman. 2001  USA
  • Canción de hielo y fuego, de G. R.R. Martin.  2001 USA
  • Carter contra el diablo, de Glen David Gold.  2001  USA
  • Austerlitz, de W. G. Sebald.   2001  Alemania   
  • El club Rotters, de Jonathan Coe.   2001  Reino Unido  
  • Expiación, de Ian McEwan.   2001  Reino Unido   
  • Furia, de Salman Rushdie.   2001  Reino Unido
  • La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón.   2001  España  
  • Las correcciones, de Jonathan Franzen.   2001 USA
  • Juego de niños, de Donna Tartt.  2002  USA
  • Armonías celestiales, de Peter Esterhazy.  2002  Hungría
  • Dondog, de Antoine Volodin.  2002  Francia    
  • La piel fría, de Albert Sánchez Piñol.   2002  España  
  • Pétalo carmesí, flor blanca, de Michel Faber. 2002  Países Bajos 
  • Una historia de amor y oscuridad, de Amos Oz.   2002  Israel    
  • Vivir para contarla, de Gabriel García Márquez. 2002  Colombia  
  • Cometas en el cielo, de Khaled Hosseini.  2003  Afganistán
  • Middlesex, de Jeffrey Eugenides.   2003  USA
  • Shantaram, de Gregory David Roberts.   2003 Australia   
  • El atlas de las nubes, de David Mitchell.   2004  Reino Unido
  • El consejo de hierro, de China Mieville.   2004  Reino Unido
  • Jonathan Strange, de Suzanne Clark.   2004  Reino Unido  
  • Malavita, de Tonino Benacquista.   2004  Francia  
  • Soy Charlotte Simmons, de Tom Wolfe.  2004 USA
  • Hasta que te encuentre, de John Irving.   2005  USA
  • Millennium, de Stieg Larsson.  2005  Suecia  
  • Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro. 2005  Reino Unido 
  • Remainder, de Tom McCarthy.   2005  Reino Unido   
  • Sobre la belleza, de Zadie Smith.   2005  Reino Unido  
  • Tan fuerte, tan cerca, de Jonathan Safran Foer. 2005  USA
  • La carretera, de Cormac McCarthy. 2006  USA
  • La ladrona de libros, de Marcus Zuzak.2006  Australia  
  • Las benévolas, de Jonathan Littell. 2006 USA
  • Pelando la cebolla, de Gunter Grass. 2006  Alemania  
  • Travesuras de la niña mala, de Mario Vargas Llosa.  006  Perú     
  • El muñeco de nieve, de Jo Nesbo.  2007  Noruega   
  • El terror, de Dan Simmons.  2007  USA
  • Lo que perdimos, de Catherine O’Flynn. 2007  Reino Unido
  • Matisse, de Alexandr Ilichevski.  2007  Azerbaiyán  
  • Saga de Harry Potter, de J.K. Rowling.  2007  Reino Unido
  • Unión de policías judíos, de Michael Chabon.2007  USA
  • Anatema, de Neal Stephenson. 2008 USA
  • El diario deFrankenstein, de Peter Ackroyd. 2008  Reino Unido 
  • El museo de la inocencia, de Orhan Pamuk.  2008  Turquía
  • Olivia Kitteridge, de Elizabeth Strout.2008  USA
  • Tigre Blanco, de Aravind Adiga.  2008  India       
  • 1Q84, de Haruki Murakami.   2009 Japón  
  • La caída de John Stone, de Ian Pearce.  2009  Reino Unido 
  • Que el vasto mundo siga girando, de C. McCann.   2009  Irlanda
  • Vicio propio, de Thomas Pynchon.   2009  USA
  • El mapa y el territorio, de Michel Houellebecq.   2010  Francia 
  • En la corte del lobo, de Hilary Mantel.   2010  Reino Unido
  • La caída de los gigantes, de Ken Follett.   2010  Reino Unido  
  • El sentido de un final, de Julian Barnes.  2011  Reino Unido   
  • 11/22/63, de Stephen King.   2011 USA
  • Imperium, de Christian Kracht.  2012  Suiza
  • Laurus, de Eugene Vodolazkin.  2012  Ucrania  
  • Canadá, de Richard Ford.  2013 Estados Unidos 
  • La vida después de la vida Kate Atkinson.2013  Reino Unido 

  • Los rusos:
     
  • Cae la bruma sobre los escalones viejos, de A. Chudakov.   2001  
  • La oscuridad de sus ojos, de Ilya Masodova.   2001
  • Tiempo errante, de Yuri Mamleev.   2001   
  • El libro del agua, de Eduard Limonov.   2002  
  • El mitológico amor de castas, de Paul Pepperstein.   2002 
  • Mr. RDX, de Alexander Prokhanov.   2002     
  • Camino a la libertad, de Andrey Dmitriev.   2003
  • Ortografía , de Dmitry Bykov.   2003  
  • El libro sagrado del hombre lobo, de Víctor Pelevin.   2004 
  • El número uno, de Lyudmila Petrushevskaya.   2004  
  • El domingo en la Tercera Roma, de Vladimir Mikushevich.  2005 
  • Paterik Moderno., de Maya Kucherskaya.   2005  
  • Plant and grow, de Andrew Rubanova.  2005 
  • Rebelión de oro, de Alexey Ivanov.   2005  
  • Sanka, de Zajar Prilepin.   2006 
  • Yo, chechena, de Herman Sadulaeva.   2006   
  • Boutique Vanity, de Alexander Ilyanena.   2007  
  • El bibliotecario, de Michael Elizarova.   2007  
  • Plaza Rumyantsev, de Eugene Voiskunsky.   2007   
  • Funeral fuego, de Vladimir Nesterenko.   2008  
  • Stone arces, de Lena Eltang.   2008  
  • Bautizados con cruces, de Eduard Kocherguin.  2009 
  • El puente de piedra, de Alexandr Térejov.    2009  
  • Las cigüeñas y los enanos, de Leonid Yuzefóvich.  2009  
  • Los Yeltyshevy, de Roman Senchin.   2009
  • Silencio, de Peter Khegai.   2009    
  • Blizzard, de Vladimir Sorokin.   2010 
  • Manual epistolario, de Mikhail Shishkin.  2010  
  • Posición horizontal, de Dmitry Danilov.   2010
  • Avena, de Denis Osokina.  2011  
  • Flaneur, de Nikolai Kononov.   2011  
  • La carpa verde, de Liudmila Ulítskaya.  2011
  • Sangre azul, de Yuri Buida.   2011  
  • Bailada, de Valery Popov.  2012  
  •  Ponerse en contacto, de Anton Ponizovsky.   2013  
  • Regreso a Egipto, de Vladimir Sharov.   2013 

  • sábado, 24 de enero de 2015

    EL MARCIANO, Andy Weir


    Hacía tiempo que andaba desconectado del género de la ciencia-ficción. De hecho, y salvo honrosas excepciones (me viene a la cabeza El cálculo de Dios, de Robert J Sawyer únicamente) todos mis intentos en los últimos años para reencontrarme con el género habían resultado más o menos un fracaso. Hasta que me topé con El Marciano, del ingeniero  y novelista Andy Weir.

    El Marciano tiene una intrahistoria curiosa: fue concebida como una serie de entregas en la página web de Weir a modo de ensayo novelado sobre el estado de las investigaciones en Marte, intentando ser lo más científicamente precisa posible en cuanto a ingeniería, botánica o química. De ahí saltó a Amazon y más tarde, y debido a su rotundo éxito, a publicarse en forma de libro tradicional, ya más novelado.

    Y es que El Marciano es una muy buena novela del subgénero de CF puro, ya sabéis, con naves, planetas y todos los elementos clásicos. Cuenta la historia de un ingeniero que, por accidente, es dado por muerto y abandonado en la superficie marciana por su expedición y tiene  que ingeniárselas para sobrevivir el mayor tiempo posible. Está narrada en forma de diario y recuerda por su paralelismo a las novelas clásicas de aventuras de náufragos en islas desiertas. Y en ese aspecto el ritmo y la tensión y el "qué pasará" son impecables. Día tras día vamos viendo los esfuerzos del protagonista por adaptarse y sobrevivir hasta que llegue una hipotética misión de rescate. Además, está narrado con un sutil sentido del humor que la hace aún más atractiva.

    Si algún pero hay que ponerle sería el excesivo número de detalles científicos, de ingeniería o de química altamente especializados, (recordemos el origen del del relato), algunas veces llegando a ser incomprensibles, al menos para mí, y que a veces se extienden por páginas enteras y pueden lastrar el ritmo de la lectura.

    Por último decir que está a punto de estrenarse una superproducción de Holywood basada en el libro dirigida por Ridley Scott. Consejo: no cometáis el error de curiosear en el reparto porque si no les pondréis las caras de los actores a los personajes inevitablemente, como me pasó a mí.