viernes, 29 de enero de 2016

1927: UN VERANO QUE CAMBIÓ EL MUNDO, Bill Bryson

 Confieso que, de entrada, el nuevo libro de Bill Bryson no me llamó para nada la atención. Y es que después de escribir geniales y divertidos libros de viajes, o después de esa maravilla que es Una breve historia de casi todo, ¿un libro que habla de lo que pasó en un verano en los Estados Unidos? Venga Bill, cúrratelo un poco más. Pero dado que este señor escribe tan bien que hasta podría hacer ameno el libro de instrucciones de un mando a distancia, me decidí. Siempre se está a tiempo de soltarlo, pensé.

Y no sólo no lo he soltado, sino que me ha divertido mucho e interesado a partes iguales. En 1927: el verano que cambió el mundo, Bryson ha cambiado totalmente de registro y, partiendo de los extraordinarios acontecimientos acaecidos en ese año, nos cuenta la historia de la tercera década del siglo XX en los Estados Unidos. La historia está organizada de forma que a cada mes le corresponde un capítulo, empezando por los pioneros de la aviación y repasando, por ejemplo, la invención de la televisión, la ley seca, los héroes del boxeo o del béisbol, la edad de oro del cine, etc.

Como decía antes, la clave es que Bill Bryson escribe muy bien. Y la manera que tiene de ir imbricando las historias y saltando ágilmente de un tema a otro hace que el relato no sea monolítico, como un libro de texto, sino ameno e interesante (hasta te deja con la intriga de un capítulo al otro, como si fuera un thriller). Y el libro es perfecto para leerlo de rato en rato, o como yo he hecho, a capítulo por sesión.

Para el próximo libro,The road to Little Dribbling, publicado en el Reino Unido este mes, Bryson vuelve a los viajes. Al parecer, se trata de una revisión, 20 años después, de su hilarante Notes from a small island, un viaje pausado por Inglaterra. Me apetece mucho, pero al ritmo de dos años que tardan las traducciones (cuando las hay) la espera se va a hacer muy larga.


sábado, 16 de enero de 2016

LA TRISTEZA DEL SAMURAI, Víctor del Árbol.

 
 
No sé, yo creo que me he perdido algo. Resulta que Víctor del Árbol (autor del que no tenía noticias hasta hace unos días) es el nuevo y flamante Premio Nadal 2016 de novela por su libro La víspera de casi todo, cosa que no es baladí dado el prestigio con el que cuenta dicho galardón. Así que, picado por la curiosidad, busqué información sobre el autor y encontré la novela que nos ocupa, La tristeza del samurai, publicada en 2011, y comprobé que había sido un exitazo editorial, traducida a más de 10 idiomas y best seller en Francia. Bueno, bien, inmejorables credenciales, pensé. Así que a por ella.

Desde el primer momento, La tristeza del samurai es una colección de lugares comunes, metáforas que no vienen a cuento, textos pomposos y rimbombantes (como esta frase), o adjetivos y adverbios sin control y en cascada. Por no hablar de la trama; unas historias plúmbeas, contemplativas y que no avanzan ni a tiros. Que en sí no tendría que ser un defecto si la calidad literaria te permitiera detenerte y recrearte en el estilo, pero no es el caso ni de lejos.

El argumento no malo del todo, es lo mas salvable de la función. dos historias paralelas separadas por 40 años, una en Extremadura y otra en Barcelona. Unos cuantos crímenes y otros tantos misterios y personajes torturados, como no. Nada nuevo pero al menos no llega al punto del absurdo.

En fin, que vosotros mismos si queréis probar con el Premio Nadal de 2016. Ya me diréis qué os parece. Yo me mantendré bastante alejado.

domingo, 3 de enero de 2016

2015 Las mejores lecturas del año.



Año nuevo y, cómo no, es tiempo de listas y recopilaciones de "lo mejor de...". Ya que todo el mundo hace sus listas y dado que este año hemos recuperado el ritmo lector hasta unos números mínimamente valorables, os presento una relación de mis mejores lecturas del año. Sin ningún criterio canónico u orden, simplemente lo que me ha gustado, o curioseado, o divertido, o....

La ley del menor - Ian McEwan
- EL LIBRO DEL AÑO. Sin hacer ruido y con un argumento mínimo, el gran McEwan construye una pequeña gran novela.

La costilla de Adan - Antono Manzini
- La revelación del año. Segundo libro de la serie del comisario Schiavone, más cínico y sardónico cada día.

Tres veces al amanecer - Alessandro Baricco
- El autor lo presenta como un descarte de su anterior libro, Mr Gwyn. Y aún así resulta una colección de cuentos maravillosa.

Reparar a los vivos - Maylis de Kerrangal
- Una historia pequeña explicada de una manera sorprendente.

Sumisión - Michel Houllebecq
- Mi reconciliación con M. H. después de muchas decepciones. Un "y si..." para construir una crítica mordaz de la sociedad francesa.

La venganza de los ángeles - John Connolly
- 12ª entrega de la serie del detective Charlie Parker. Remontando después de unas entregas un poco decepcionantes.

El estafador - John Grisham
- El thriller judicial de siempre pero con un nuevo giro original y que se agradece.

Otoño Romano - Javier Reverte
- Nuestro viajero favorito pasa unos meses de retiro en Roma y aprovecha para narrarnos sus idas y venidas y las historias de los que estuvieron antes. Una gozada.

A Esmorga - Eduardo López Amor
- Reedición de un clásico de las letras gallegas gracias al estreno de la peli. Una sordidísima historia rural con personajes y situaciones negros oscuros.

El Leopardo - Jo Nesbo
- Último episodio del (ex)detective Harry Hole, que vuelve para esclarecer un caso que le incumbe familiarmente.

El marciano - Andy Weir
 - Un sorprendente relato de S/F clásico escrito como un diario de un náufrago en Marte.