sábado, 16 de enero de 2016

LA TRISTEZA DEL SAMURAI, Víctor del Árbol.

 
 
No sé, yo creo que me he perdido algo. Resulta que Víctor del Árbol (autor del que no tenía noticias hasta hace unos días) es el nuevo y flamante Premio Nadal 2016 de novela por su libro La víspera de casi todo, cosa que no es baladí dado el prestigio con el que cuenta dicho galardón. Así que, picado por la curiosidad, busqué información sobre el autor y encontré la novela que nos ocupa, La tristeza del samurai, publicada en 2011, y comprobé que había sido un exitazo editorial, traducida a más de 10 idiomas y best seller en Francia. Bueno, bien, inmejorables credenciales, pensé. Así que a por ella.

Desde el primer momento, La tristeza del samurai es una colección de lugares comunes, metáforas que no vienen a cuento, textos pomposos y rimbombantes (como esta frase), o adjetivos y adverbios sin control y en cascada. Por no hablar de la trama; unas historias plúmbeas, contemplativas y que no avanzan ni a tiros. Que en sí no tendría que ser un defecto si la calidad literaria te permitiera detenerte y recrearte en el estilo, pero no es el caso ni de lejos.

El argumento no malo del todo, es lo mas salvable de la función. dos historias paralelas separadas por 40 años, una en Extremadura y otra en Barcelona. Unos cuantos crímenes y otros tantos misterios y personajes torturados, como no. Nada nuevo pero al menos no llega al punto del absurdo.

En fin, que vosotros mismos si queréis probar con el Premio Nadal de 2016. Ya me diréis qué os parece. Yo me mantendré bastante alejado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario