lunes, 27 de agosto de 2012

PRAGA MORTAL, Philip Kerr



Es curioso: no hace ni un año que leí el magnífico HHhH de Laurent Binet  y da la casualidad que Praga Mortal, el nuevo libro del escocés Philip Kerr, comparte el mismo protagonista, el despiadado mariscal nazi Reinhard Heydrich, gobernador de Bohemia y Moravia. Aunque todo parecido acaba aquí, porque mientras la primera es una novela histórica pura y dura, la que nos ocupa es más bien una novela policíaca situada en la época del tercer Reich.

Praga Mortal es la octava novela de la serie del detective Bernie Gunther que, como no, la editorial RBA ha ido publicando desordenadamente. En ella, el cínico detective Gunther es requerido para viajar a Praga y trabajar como guardaespaldas de Heydrich. El caso se complicará y se verá mezclado en una investigación por asesinato, con las fuerzas de resistencia checas y, por supuesto y como todo detective que se precie, con su propio pasado atormentado.

La novela funciona casi a partes iguales como una novela histórica y como una de género negro. La ambientación de la Alemania nazi en el período de la II Guerra Mundial bajo el gobierno de terror de Hitler es lo suficientemente convincente. En cuanto a la investigación policíaca, se trata prácticamente de un "whodunit" a la manera de Agatha Christie (autora de la que nos cuentan que Heydrich era gran fan, no sé si en realidad o como recurso del autor) y que tiene una resolución bastante redonda y bien cerrada.

En definitiva, una novela de esas que se dejan leer solas y casi de un tirón. Y que te dejan con ganas de más, así que ya me he hecho con la primera de la serie, Violetas de Marzo, el primer volumen de la Trilogía Berlinesa. Como me guste tenemos diversión para rato. 

Otra curiosidad: lo tenía bastante olvidado, pero el primer libro que leí de Kerr fue Una investigación filosófica, del año 1992 y que no tiene nada que ver con la serie de Bernie Gunther. Aquí, un asesino en serie se inspira en el filósofo Wittgenstein para cometer sus crímenes. No está nada mal tampoco...


No hay comentarios:

Publicar un comentario