sábado, 12 de octubre de 2013

PERDIDA, Gillian Flynn



Perdida (Gone girl) es la tercera novela de la escritora y periodista estadounidense Gillian Flynn que se ha convertido en un fenómeno literario de ventas en nuestras librerías, encaramándose varias semanas de este verano al número uno. Narra la desaparición de Amy en el día de su aniversario del que es, aparentemente, el matrimonio perfecto. 

La historia está montada en tres actos de los cuales el primero me ha gustado bastante; tiene sus toques de originalidad. La primera sorpresa es que está narrada a dos voces que nos explican la misma historia desde dos puntos de vista a la manera del Rashomon de Kurosawa. La segunda sorpresa es que mientras uno de los protagonistas narra los acontecimientos presentes derivados de la desaparición, el otro va explicando los momentos pasados que desembocan en esa situación. Bien.

Gillian escribe con un estilo directo y sin demasiadas florituras que va al grano y te atrapa enseguida. Y la historia es muy buena en su planteamiento, tanto por el suspense como por la manera de explorar las relaciones de pareja desde puntos de vista poco trillados, lo cual es de agradecer. El problema es que la segunda parte está alargada y exprimida en exceso y los personajes sufren tantas vueltas de tuerca que resultan un tanto increíbles y absurdos. Pero por suerte la función mejora al final.

Una cosa esta clara: Gillian Flynn ha leído muchas novelas de Patricia Highsmith. Sólo así se comprendería que haya creado a los protagonistas de esta novela a imagen y semejanza de los mejores y más depravados caracteres de la Reina del suspense: Amorales, maquinadores y que no se detienen ante nada hasta conseguir su objetivo.

En conjunto, Perdida es una buena novela de suspense que cumple bien su función. Te tiene pendiente en todo momento y te da pocos momentos de respiro. Pero poco más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario