miércoles, 12 de abril de 2017

DEPARTAMENTO DE ESPECULACIONES, Jenny Offill

Cuando una historia ordinaria (los vaivenes de un matrimonio y el nacimiento de su primera hija) está contada de una manera tan extraordinaria como en este librito, no puedes hacer otra cosa que aplaudirlo y, por supuesto, recomendarlo. En efecto, Jenny Offill, en su segunda novela, (tiene algunas más para el público juvenil) explica la historia ¿autobiográfica? de un matrimonio, ella escritora, él músico y compositor, desde el recuerdo y el punto de vista de la esposa a partir del nacimiento de su primera hija.

Y es que la originalidad reside en cómo está escrito: Desde las primeras páginas la autora nos va contando una serie de pensamientos cortos, casi aforismos,  aparentemente inconexos en tiempo y en localización y que divagan sobre los temas más diversos: Desde cosmonautas rusos a filósofos, desde mascotas a poetas decimonónicos, desde plagas de chinches a artistas totales (gran definición) o de como escribir una novela. Y todo mezclado con la historia de su matrimonio, siempre desde el punto de vista de la esposa. Pero como si fuera un mosaico de Escher, de esos que empiezan con un batiburrillo de líneas y acaban con un patrón definido, la historia de la pareja va tomando consistencia hasta acabar tejiendo un argumento que te engancha hasta su desenlace (bastante bien resuelto, por cierto).

El libro es cortito, de esos que se leen de una sentada en una tarde (o en una noche). y una vez pasas las primeras páginas y se supera el desconcierto inicial, se disfruta como la novela diferente y original que es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario