jueves, 25 de noviembre de 2010

JULIET, NAKED. Nick Hornby





Pensaba que después de la anodina Slam, Nick Hornby se esmeraría en subir el nivel y nos ofrecería una buena novela a la altura al menos de la anterior a ésta, a long way down. Y al principio, y para mi satisfacción, esa buena pinta tenía. Pero esa satisfacción se iba a esfumar bastante pronto.


Y es que Juliet, Naked empieza realmente bien. La história de un superfan absoluto (y de su sufrida novia) de un músico maldito y desaparecido en su viaje-peregrinación por los lugares de culto de éste, le sirve al autor para montar una divertida historia sobre lo absurdo de la mitificación de las figuras musicales y sobre la tontería que muchas veces rodea a la música indie. Pero esa sensación desaparece una vez superado el primer tercio de la novela al perderse ésta en la historia de siempre de problemas de parejas y de historias cruzadas.

De todas maneras, conste que Hornby sigue siendo Hornby. El libro esta lleno de buenas escenas humorísticas o dialógos ingeniosos, y se nota que entiende mucho de música. Y es que este hombre escribe muy bien y siempre se agradece leer una nueva novela suya.

Ah, una estupidez de las que me gustan. Anagrama ha traducido "Juliet, Naked" como "Juliet, desnuda". El título original se refiere al disco de versiones acustícas que el personaje del libro edita después de otro que se llama "juliet". Nada que ver con chicas desnudas. ¿Por qué lo han hecho? ¿Porque creen que así venderán más? ¿O porque el traductor de la portada no ha leído el libro? En fin...

Pese a todo quedamos pendientes de su próximo libro. Soy fan de Nick Hornby!

1 comentario: