domingo, 1 de mayo de 2011

EN MARES SALVAJES. Javier Reverte





Cuando a finales de 2009 acabé de leer el último libro de Javier Reverte hasta la fecha, El río de la luz, pensaba que la espera iba a ser larga hasta poder leer la nueva crónica de viajes de Reverte, si es que llegaba a haber otra. Y cuál fué mi sorpresa al ver en las pilas de los tenderetes del pasado día de Sant Jordi este libro del que no tenía noticia y que evidentemente se vino a casa de inmediato.

La fórmula de Javier Reverte en cuanto a los libros de viajes es, diría yo, sencilla y perfecta. Como ya he explicado con anterioridad en este Blog, el autor alterna la crónica del viaje que está realizando con los relatos de los viajes de los exploradores y pioneros que antes que él pasaron por los mismos lugares. Y esa combinación de una amena crónica de viajes al uso con los relatos de los exploradores, ya sea por Africa, por Sudamérica o como en este caso por el Ártico, es lo que hace estos libros tan adictivos.

En esta ocasión, Reverte se embarca en un buque ruso que se dispone a atravesar el Paso del Noroeste, el mítico canal que discurre entre los hielos árticos del norte de Canadá y que comunica el océano Atlántico con el Pacífico. Y conoceremos las apasionantes historias de los exploradores árticos que intentaron atravesarlo con mayor o menor fortuna (menor, casi siempre) como Hudson, Ross, Franklin o Amundsen. También recorre los territorios del Noroeste canadiense siguiendo los pasos de los pioneros.

En mares salvajes se complementa con el anterior libro de Javier Reverte, El río de la luz, en el que el autor y sus personajes viajaban por el oeste de Canadá y por Alaska siguiendo las huellas de la fiebre del oro. ¿Habrá un tercer libro por tierras norteamericanas, completando así la trilogía como ya sucediera con la Trilogía de África? ¡Sí, por favor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario