miércoles, 30 de enero de 2013

Martin Beck. Campana y se acabó!

Tengo en mi poder la décima y última entrega que acaba de editar RBA de la serie protagonizada por el comisario de  policía Martin Beck que los escritores suecos Maj Sjöwall y Per Wahlöö publicaron entre 1965 Y 1975, saga que se vio truncada trágicamente debido a la muerte de Wahlöö. Y el caso es que no sé si alegrarme por que tengo un nuevo caso de mi amigo Beck por delante o ponerme triste porque cuando acabe Los Terroristas, se habrá acabado lo que se daba. Una verdadera lástima ya que se trata de una de las mejores series de novela negra que he leído y me va a dar mucha pena no tener más novelas que disfrutar. 
 
Sjöwall y Waxlöö, matrimonio de periodistas suecos, empezaron la serie en el año 1965 con la idea de denunciar la situación de injusticias sociales que vivía la aparentemente idílica Suecia de los 60. Así cada año escribieron un volumen que, aparte del caso policíaco o detectivesco en cuestión, en mayor o menor medida hablaba de de la corrupción política, de la prostitución, la inmigración o la burocracia policial. Y a medida que los libros avanzan se hace más evicente el mayor enfoque haca lo social que  hacia el misterio policial. Muchos consideran que los libros protagonizados por el comisario Beck sentaron las bases de la novela policial moderna tal y como la entendemos hoy, y personalmente creo que no les falta razón: Henning Mankell, sin ir más lejos, demuestra una influencia muy clara en la serie del comisario Wallander, y Asa Larsson, una de las mejores escritoras de novela negra nórdica actual bautizó a su abogada-detective como Rebeca Martinsson, en un claro homenaje al personaje creado por el matrimonio sueco.
 
Para los amantes de la novela negra que no conozcáis la serie no puedo dejar de recomendarla. Seguro que no os arrepentís. Y si queréis ver a Maj Sjöwall en vivo, teneis la ocasión de hacerlo en la BCNegra 2013. El certamen de novela negra de Barcelona le da el premio anual Pepe Carvalho a la escritora sueca, en mi opinión el más merecido de las ocho ediciones otorgadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario