viernes, 14 de febrero de 2014

Enric González, Memorias Líquidas y listas de 2013

Cuando me enteré de que el periodista Enric González (Barcelona, 1959) publicaría un libro basado en sus memorias como periodista, lo celebré. He leído dos de sus crónicas que escribió siendo corresponsal de El País, Historias de Londres (1999) y Historias de Nueva York (2006) y me gustaron mucho. Y Memorias Líquidas no me ha decepcionado en absoluto. Se trata de una ácida crónica del periodismo en los años 70 y 80 retratando con su estilo habitual a periodistas (alguno de ellos bien conocidos), redacciones, el ambiente del gremio en la Barcelona de los 70, la de las vacas gordas en El País de los 80, las corresponsalías en el extranjero, las intrigas palaciegas... Lo único malo es su corta extensión (unas 200 páginas), porque la cosa daba para mucho más. Altamente recomendable, vaya.

Todo esto venía a cuento a que Enric González ha publicado en la revista JotDown una lista de sus libros imprescindibles de 2013 que me parece muy interesante ( de hecho yo me estoy peleando con el primero de la lista, La casa de hojas, del que aún no puedo decir si es una obra maestra o una tomadura de pelo). Ahí os la dejo por si os puede proporcionar buenas ideas de lecturas. Yo ya he tomado nota de algunas de ellas.

1. La casa de hojas, de Mark Z. Danielewski (Editorial Pálido Fuego-Alpha Decay).
Un laberinto dentro de un enigma, una historia que cuenta la historia de una historia, un juego metaliterario apabullante. Y una edición exquisita. No recomendable para quienes posean una casa en Virginia.

2. El muñeco de nieve, de Jo Nesbo (Editorial RBA).
Todas las aventuras del policía Harry Hole son buenas. Esta quizá es la mejor. Deja al lector jadeante. Podemos decir que se trata de un simple thriller, como podemos decir que el Ferrari es solo un coche.

3. A man without breath, de Philip Kerr (Editorial Quercus).
Lo siento, no se ha traducido todavía al español. Pero la serie de Bernie Gunther, el policía en la Alemania nazi, ha alcanzado ya la altura de los clásicos. Una espléndida novela negra envuelta en el horror gélido de los bosques de Katyn.

4. Deshielo y ascensión, de Álvaro Cortina Urdampilleta (Editorial Jekyll & Jill).
Aviso: el autor colabora en Jot Down y una vez tomé con él un café en Roma. Puede leerse como un relato entre lo fantástico y la ciencia ficción, o como un ensayo inquietante sobre las trampas de la naturaleza y del arte. Puro desasosiego.

5. John Maynard Keynes, de Robert Skidelsky (Editorial RBA).
Esta biografía ha tardado diez años en traducirse del inglés. Hay que leerla para conocer una de las mentes más interesantes del siglo XX y para comprobar que la economía no es una ciencia exacta, sino la más procelosa y potencialmente destructiva de las ciencias sociales.

6. La venganza de la geografía, de Robert D. Kaplan (Editorial RBA).
El ensayista conservador admite su error con Irak y se somete a una cura de determinismo: pese a las revoluciones tecnológicas, los viejos mapas siguen siendo cruciales para entender la realidad y hacer previsiones sobre el futuro.

7. Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas, de Leontxo García (Editorial Crítica).
No hace falta ser aficionado al ajedrez para disfrutar con este libro, un pequeño prodigio de erudición y amenidad.

8. Por qué dejé Goldman Sachs, de Greg Smith (Editorial Deusto).
Las trapacerías del banco más poderoso del mundo, contadas desde dentro. Una demostración de que tras la horrible crisis financiera, algo ha cambiado en la gran banca: ahora es aún más voraz y peligrosa.

9. Todo lo que era sólido, de Antonio Muñoz Molina (Editorial Seix Barral).
Una crónica sobre la España disparatada de las últimas décadas. Manuel Vázquez Montalbán la habría escrito de forma distinta, pero no mejor.

10. Librerías, de Jorge Carrión (Editorial Anagrama).
Un ensayo maravilloso sobre un mundo crepuscular. Periodismo cultural de nivel estratosférico. Un libro que homenajea a todos los demás libros, y a los templos en los que solíamos rendirles culto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario