domingo, 21 de diciembre de 2014

VESTIDO DE NOVIA, ALEX, Pierre Lemaitre.






















El escritor francés Pierre Lemaitre ha supuesto para mí el descubrimiento del año. Y ya que he leído estas dos novelas casi seguidas, y  aprovechando que tienen bastantes puntos en común , las agrupo en una entrada y así mato dos libros de una entrada. Y es que Vestido de novia y Alex son dos novelones negrísimos de no parar de leer, con giros inesperados, truculentos, sórdidos y con personajes sólidos y trabajados. El problema es que no puedo hablar demasiado de ellas sin revelar la trama, cosa que no quiero ni debo.

Vestido de novia es un thriller protagonizado por Sophie, una chica de la que no sabemos nada de momento pero a la que le suceden cosas terribles aparentemente fuera de su control y que la obligan a una trepidante huida hacia delante. El por qué de los sucesos y el "por quién" lo iremos conociendo poco a poco en una trama que juega con los saltos temporales, con las múltiples voces narrativas y con los giros argumentales. Y poco más se puede explicar sin desvelar ninguna de las sorpresas con que Lemaitre nos va obsequiando.

En cuanto a Alex, se trata de la segunda novela de la serie del comandante Verhoeven, que hasta la fecha cuenta con cinco entregas, aunque ésta es la única publicada por aquí, y es aún mejor que la anterior. Esta vez nos encontramos ante un relato puramente de género, una novela negra con todas las características. Camille Verhoeven, comandante de la policía parisina  y sus ayudantes tienen que dar con el paradero de una chica que ha sido raptada. Como en la novela anterior, Lemaitre juega con los cambios narrativos y mientras nos cuenta los esfuerzos de los policías por encontrarla, asistimos paralelamente a las penurias de la protagonista en su rapto brutal y sádico... Y de nuevo hasta ahí se puede contar sin "spoilear".

En esta novela contamos con el aliciente del gran comandante Verhoeven, un policía acosado por su pasado (como marcan los cánones) y por su pintoresco grupo de ayudantes y jefes, que me han recordado mucho, no sé si intencionada o casualmente, al universo Maigret creado por Simenon. Y como en Vestido de novia se suceden los giros argumentales radicales y las revelaciones sorpresivas para formar un trepidante conjunto que no te deja respiro alguno.

Si algún pero se le puede poner a estas novelas es que en las dos aparece y con mucha relevancia el "deus ex machina", o más vulgarmente el conejo de la chistera. Esto es, los elementos o personajes de los que no teníamos noticia antes y que el autor no había mencionado y que aparecen de repente y con una importancia capital en la trama. Pero esto que en otras novelas olería a trampa a kilómetros y no nos lo creeríamos, aquí lo aceptamos sin problemas en este festival de giros y sustos.

Sres editores: publiquen más novelas de Monsieur Lemaitre. Gracias.

2 comentarios:

  1. Para mí también ha sido el descubrimiento del año gracias a tus críticas, con las que no podría estar más de acuerdo. Dos novelas negrísimas, brutales que te dejan sin respiro de principio a fin. Una auténtica gozada

    ResponderEliminar
  2. En efecto, lo son. A ver si publican más

    ResponderEliminar