domingo, 10 de mayo de 2015

HOMBRES BUENOS, Arturo Pérez-Reverte






Que conste que soy muy seguidor de AP-R del que creo haber leído todo lo que ha escrito, libros de artículos incluidos. Pero a estas alturas te enfrentas a la nueva novela del autor cartagenero con la sensación que tienes al ver jugar a un gran futbolista ya veterano: que sabes que no lo hará mal, pero del que eres consciente de que sus mejores partidos ya los ha disputado. Y eso precisamente es lo que es Hombres buenos, una buena novela que no defrauda pero que no estaría de ninguna manera entre las 5 (o 10) mejores de Pérez-Reverte. Eso sí, infinitamente superior a la broma de mal gusto que supuso El Francotirador paciente, su anterior publicación.

¿A qué me refiero con lo de una buena novela? A que Pérez-Reverte vuelve escribir sobre lo que mejor le sale. Hombres Buenos es la aventura de unos académicos de la RAE del siglo XVIII que intentan llegar a París para adquirir una copia de la Enciclopedia Ilustrada, publicación desconocida y arcana en la España de Carlos III. Y como en toda buena novela del género que se precie habrá buenos, malos, villanos, aventuras...

La estructura es curiosa. El autor mezcla presente pretendidamente real y pasado de ficción; a la vez que va narrando cómo investiga en la RAE y entre sus académicos la adquisición de los volúmenes de la Enciclopedia y explica cómo se documentó para el periplo de los viajeros, nos cuenta la aventura de éstos. Una sospecha: se habrá inspirado en el descomunal HHhH de Laurent Binet? Porqué la estructura de metaliteratura es la misma, aunque la diferencia entre los dos libros es bastante notoria.

En resumen. Buena novela de entretenimiento bien planteada y bien escrita (aunque à la Reverte ojo, adjetivos, adverbios y descripciones por doquier) que no defraudará a los seguidores de AP-R (como yo) pero que puede aburrir al no avezado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario