viernes, 11 de septiembre de 2015

EL GUSANO DE SEDA, Robert Galbraith



Ahora ya no es un misterio: Robert Galbraith es el nom de plume que la archiconocida J.K. Rowling adoptó para iniciar desde el anonimato su carrera como escritora de literatura de crimen y misterio. Anonimato que le duró poco ya que cuando se publicó la primera novela de la serie del detective Cormorán Strike se desveló el pastel. Pues bien, El gusano de seda es el segundo volumen de los libros dedicados al investigador, tras El canto del cuco.

¿Y es El gusano de seda un buen libro? Pues, depende. Sí y no, dependiendo de las expectativas que tengas. Si estás buscando un libro bien narrado, con personajes sólidos y bien construidos y una muy buena ambientación, te va a gustar. Pero si tú eres fan de la novela negra pura y dura te va a dejar más frío que un témpano. Y es que aunque el planteamiento sea de novela detectivestica clásica; mujer con marido desaparecido encarga a detective solitario que lo localice, Rowling/ Galbraith abandona bien pronto los cánones.

Owen Quine es un novelista que desaparece justo días antes de que se publique su nueva novela en la que satiriza y ridiculiza a todos sus conocidos del mundo editorial, por lo que su mujer sospecha que algo malo le ha sucedido y contrata al detective Cormorán Strike para que lo localice (éste si, un detective con todos los tópicos: solitario, con un pasado turbulento y mutilado de guerra). Tras este buen planteamiento, la trama va avanzando sin acción ninguna pero con algunos buenos giros aunque con un planteamiento de personajes demasiado coral hasta el punto de que cuesta seguirlos a todos sin un glosario. Eso sí, muy bien escrita (¡y traducida!) y que se lee bien, sin que te pese ni te venza el tedio.

A los fans del mago gafotas seguro que les gusta y reconocen el estilo de su creadora. Y a los fans de Nesbo, Mankell o Rankin, mejor abstenerse.



No hay comentarios:

Publicar un comentario