sábado, 26 de septiembre de 2015

SUMISIÓN, Michel Houellebecq
















Sumisión supone mi reencuentro con el escritor francés Michel Houellebecq después de haberlo abandonado bastante hastiado, allá por Las partículas elementales. Y creo que ha sido prudente esperar todo este tiempo, porque Houellebecq ha madurado y ha dejado de banda la pedantería y el onanismo que le caracterizaba. Bueno, gran parte de las mismas porque el tono cultureta se mantiene aunque sin hacerse irritantemente pesado ya que lo combina con unos toques de humor que son muy bienvenidos.

Publicada el mismo día que los atentados contra la revista Charlie Hebdó (ojo a la casualidad, que le valió al autor no pocas críticas) Sumisión plantea una ucronía en la que los partidos musulmanes moderados se hacen con la presidencia de la República Francesa vía elecciones. Y eso le sirve a Houllebec para hacer una crítica bastante ácida de la sociedad francesa en general y del mundo docente en particular con un conjunto de curiosos personajes que mucho me temo tengan paralelismos con personajes reales conocidos del autor. El punto de partida y la propuesta son muy buenos y la narración de cómo los musulmanes se van haciendo poco a poco con el control de la nación resulta muy creíble, interesante y bien planteada. Y cuando te vas entusiasmando porque crees tener entre manos un libro redondo, candidato a los mejores del año, a mitad de narración se diluye y pierde todo interés hasta llegar a un final más bien anodino ya con el autor en plena forma y recuperando antiguos vicios. Una lástima.

Pero bueno, me ha gustado hacer las paces con M. Houellebecq. Tendremos en cuenta sus próximas publicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario