domingo, 17 de octubre de 2010

O ÚNICO QUE QUEDA É O AMOR. Agustín Fernández Paz





Debo advertir que no soy demasiado aficionado a los cuentos (salvo gloriosas excepciones clasicas como Carver, Chejov, Dahl, Borges...). Y es que no me gusta que cuando empiezo a estar interesado por una trama la cosa se quede cortada de golpe. Manías personales, lo sé. Así que no sé si podré ser un crítico ecuánime en este caso. Pero bueno, yo lo intento.

Este es un libro de relatos con un nexo común: todos son relatos de amor. O mejor dicho, de desamor. O mejor aún, de amores imposibles en todas sus variantes. Así, se van sucediendo libreros tímidos, amores juveniles, enamoramientos de desconocidas, fantasmas con prórroga... y todos con, mas o menos, el mismo desenlace, la imposibilidad de conseguir el objeto del amor o del enamoramiento, sea cual sea. Los relatos son casi siempre muy breves y con un tono melancólico y evocador que me ha gustado. Y los personajes, sobretodo los protagonistas, descritos apenas con dos pinceladas, resultan muy cercanos. En cuanto a los relatos en sí, destacaría tres: el primero, "Un radiante silencio", el evocador "Rios da memoria" o "unha foto na rúa", que me recordó a ciertas escenas de la película Amèlie.

Además, la edición que me regalaron cuenta con unas magníficas ilustraciones del dibujante catalán Pablo Auladell, al que no conocía, y que me han parecido muy buenas y bien relacionadas. Habrá que seguirlo.

He leído posteriormente otro libro de relatos de Fernández Paz, Contos por Palabras, que no me ha gustado tanto, probablemente porque los cuentos eran más simplones al ser dirigido al público juvenil. Pero no está mal, tampoco.

Ah, este ha sido mi primer libro en gallego. Creo que lo he entendido...

1 comentario: