viernes, 15 de octubre de 2010

Y el Planeta goes to... Eduardo Mendoza!



Conste de antemano que pienso que el celebérrimo Premio Planeta no tiene nada de concurso literario imparcial, sino más bien todo lo contrario, y que pienso que es un concurso destinado a premiar a autores ya reconocidos o mediáticos. Cosa si se quiere lógica, ya que los otorga una editorial que lo que pretende es vender libros. Baste recordar las palabras de Juan Marsé en 2005 cuando, siendo miembro del jurado, dijo: "desde el punto de vista comercial, el premio funciona como una seda, pero desde la óptica literaria es más que dudoso". O baste repasar la lista de ganadores y finalistas y encontrarse con premiados como Lucía Etxebarria, Bryce Echenique, Jose Mª Mendiluce o Boris Izaguirre cuyo peso en la literatura mundial no seria precisamente influyente.

Pero este año tengo que reconocer que me he reconciliado con ellos. El premio ha recaído en el escritor barcelonés Eduardo Mendoza, uno de mis autores favoritos, por la novela 'riña de gatos, Madrid 1936'. (la finalista es Carmen Amoraga con la novela 'El tiempo mientras tanto', de la cual no tenía ni idea hasta hoy)

Eduardo Mendoza es un novelista dual. Su obra se divide en novelas "serias", más costumbristas e históricas y centradas casi siempre en Barcelona (La verdad del caso Savolta, La ciudad de los prodigios, Mauricio y las elecciones primarias...) y otras con un tono más humorístico, como la trilogía del detective sin nombre o la muy sobrevalorada Sin noticias de Gurb. Personalmente, y aunque estas últimas no me desagradan en absoluto, prefiero las primeras. Considero que La verdad sobre el caso Savolta y La Ciudad de los Prodigios son dos obras maestras imprescindibles de la literatura en castellano del SXX.

Por suerte (para mí), parece que esta última novela es de la primera categoría. Bien! A ver que tal está, seguiremos informando. Y una curiosidad: es de las pocas novelas de Mendoza no localizadas en Barcelona.

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo con La Verdad sobre el Caso Savolta. La Ciudad de los Prodigios, en cambio, no me gustó.

    Por cierto, existe un libro de Xavier Moret, El Impostor Sentimental, que es una ácida crítica en clave de humor sobre el mundo literario español "y todo lo que le rodea". El capítulo dedicado a pariodar el premio Planeta es muy divertido. El libro es antiguo y difícil de encontrar pero si cae en tus manos léelo. Creo que te gustaría.

    ResponderEliminar