miércoles, 1 de febrero de 2012

UÑAS Y DIENTES, Ian Rankin




Seguir la serie de novelas de Ian Rankin dedicada al inspector John Rebus en castellano es una tarea prácticamente imposible. Y es que de los 17 libros que conforman la saga, hay traducidos solamente diez, y no precisamente en orden cronológico como sería lo normal. Y para acabarlo de liar, están repartidas en dos editoriales diferentes (ésta es la primera en RBA serie negra). La que nos ocupa, Uñas y dientes, es la tercera novela de la serie, aparecida en inglés en 1992 pero que es novedad editorial por aquí. Un lío, vamos.

Ian Rankin es todo un fenómeno literario en su Escocia natal. En las novelas protagonizadas por John Rebus, un detective pendenciero y muy aficionado a las pintas de cerveza, describe los bajos fondos de la ciudad de Edimburgo, sus pubs y sus comisarías de un modo veraz y convincente, hasta el punto de que existe una ruta turística dedicada a los vericuetos del personaje y las localizaciones de los libros.

En esta ocasión sin embargo, y como excepción única, Rebus viaja a Londres requerido por el Scotland Yard inglés para intentar desenmascarar a un asesino en serie, el llamado Hombre Lobo, que parece inspirado por el mítico Jack el Destripador. Además de ofrecernos una trama absorbente y muy entretenida, esto le sirve excusa a Rankin para jugar con el correspondiente choque de carácteres de escoceses e ingleses. El inconveniente es que en esta ocasión nos perdemos el genial ambiente escocés, siempre presente en las novelas de Rankin, y a sus personajes habituales.

En definitiva, otra buena novela del inspector John Rebus, una de las series detectivescas más recomendables de la narrativa policíaca actual, junto a las de Wallander o de Montalbano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario