sábado, 6 de febrero de 2010

CAÍN. José Saramago





Lo confieso de antemano para que no haya malentendidos: tengo un problema con José Saramago, y es que no puedo con su estilo literario. Y es una lástima porque reconozco que, por el contrario, me gustan y me interesan las historias que cuenta. Así que si tu te sientes cómodo con este tipo de lectura (sin pausas, sin guiones de diálogo y casi sin puntuación), añádele tranquilamente un Tintero a la calificación que yo le he puesto.

En su nuevo libro, el veterano escritor portugués realiza una nueva aproximación a las Sagradas Escrituras. Pero a diferencia de "El evangelio según Jesucristo", donde revisitaba el Nuevo Testamento, "Caín" se centra en las historias narradas en el Antiguo Testamento.

El relato se centra en Caín y su caída en desgracia tras el asesinato (provocado) de su hermano. Pero el verdadero protagonista del libro es Dios. Un Dios malvado, vengativo, caprichoso y arbitrario. Y con mucha, mucha mala leche. Y es a través de él que nos vamos paseando por distintos pasajes bíblicos (el sacrificio de Abrham, la Torre de Babel, Sodoma y Gomorra...) y comprobando las lindezas que Dios va dejando a su paso.

Al contrario de lo que el tema podría sugerir, el tono del relato es irónico y mordaz, llegando a la comicidad en ocasiones. En algunas opiniones he llegado a leer que el libro les ha llegado a "provcar carcajadas". No diría yo tanto, pero divertido sí que lo es...

Para finalizar, y al respecto del libro y de su temática, una frase que he leído en una entrevista que le hacían a Saramago (ateo confeso, recordemos) me ha gustado mucho. El autor dice: "... me resulta difícil comprender cómo el pueblo judío ha hecho del Antiguo Testamento su libro sagrado. Eso es un chorro de absurdos que un hombre solo sería incapaz de inventar. Fueron necesarias generaciones y generaciones para producir ese engendro". Pues eso.

2 comentarios:

  1. Me hace gracia tu crítica, pq a mi con Saramago me pasa lo mismo. Me engancho a cualquier libro suyo que no veas para luego abandonarlo. No he acabado ninguno, Caín, La Caverna, ensayo sobre bla bla bla... Pensaba que su estilo literario me gustaba por su originalidad pero creo que mas que gustarme me llama la atención y punto.

    ResponderEliminar
  2. Hola:
    ´Pues a mi, hasta ahora, me ha ocurrido justo lo contrario con el estilo de Saramago. Abrí un libro "Todos los nombres", eché un vistazo, pasé una página,otra....¡no había exclamaciones,interrogaciones, ni apenas puntuacion.El tema me atraía, pero ¿sería capaz de leerlo?. Y, para mi sorpresa, me encantó y no tuve ningún problema para leerlo y después un par de ellos más. Me gustaría leer Caín, espero que me guste.
    Un saludo

    ResponderEliminar