viernes, 12 de febrero de 2010

LOS AMANTES. John Connoly





La nueva novela de John Connoly, la octava en la serie del ex detective Charlie Parker, me ha dejado una sensación agridulce: empieza muy bien, con dos tramas paralelas bastante interesantes pero acaba mezclando seres sobrenaturales y fantasmas del pasado de una manera un tanto caótica.

En esta ocasión el protagonismo recae de nuevo en Parker después de que el anterior líbro, Los Hombres de la Guadaña (mucho mejor que éste), se centrara en su amigo el asesino Louis. Ahora, Charlie Parker es el encargado de un bar de Portland ya que sigue con su licencia de detective retirada. Sin embargo, ello no le impide investigar un episodio de su pasado que siempre le ha atormentado: la muerte de su padre, un oficial de policía en Nueva York, en extrañas circunstancias suicidandose tras asesinar a dos adolescentes sin un motivo aparente. Además, un periodista sin demasiados escrúpulos parece decidido a sacar los trapos sucios de Parker publicando un libro sensacionalista. Y eso al ex detective no le gusta nada.

Hasta ahí, bien. Además hay otra trama paralela de unos asesinatos de adolescentes en extrañas circunstancias que resulta bastante interesante. Pero en cuanto empiezan a aparecer seres fantasmales, mitos judíos y fuerzas infernales la cosa decae un poco por lo increible que resulta todo. Sin embargo las primeras tres cuartas partes del libro resultan muy absorbentes.

En definitiva, que no esta mal. Supera en mucho las últimas entregas exceptuando la anterior a esta, que es realmente extraordinaria.

Una anécdota: leí en una entrevista con Connoly en la que explicaba que ya no describía en sus libros las escenas de acción con tanta crudeza y violencia como hacía en los primeros, y que si los volviera a escribir no lo haría de la misma manera. Y en efecto eso se nota!

No hay comentarios:

Publicar un comentario